La patria y sus delitos

Por: Pablo Varas
Fuente: http://www.elclarin.cl (19.09.10)

Y van desfilar por estos días con sus trajes bonitos, sus botas lustradas con bandas de música, ese paso militar tan perfecto, tan bien cuidado, tantas veces ensayado, tan caballeritos, sus cascos brillantes, esos guantes tan blancos, esa guaripola reluciente contorneándose tan alto, queriendo jugar con las nubes.
Sus estandartes planchados con olor a naftalina, sus letras doradas cronistas de batallas sin sentido de muertos inútiles, mientras en el balcón del Parque pañuelo en mano, las novias húmedas verán pasar al exterminador andante moderno, a los señores y lacayos de la guerra, a esos que les gusta matar, eso aprenden en sus escuelas, y para aprender sobre esas materias, tienen profesores que les enseñan… con su negro historial

aire del Parque se llena de fervor patriótico, la Marcha de los Nibelungos, Los Viejos Estandartes, Ich hatt einen kameraden (yo tenía un camarada) de los autores alemanes Silder y Uhland, con ese leve tufillo a nacionalismo, himno incrustado, a fuego marcado en el alma y corazón de la gran familia militar.

Se sabe y es de público conocimiento que los militares viven del dinero fiscal, que tienen sus hospitales militares, sus poblaciones militares, sus supermercados militares, sus clubes militares sin aportar en nada al desarrollo del país, nada a la ciencia. Un tanque nace chatarra y muere chatarra. El ruido de las botas en el asfalto no es música para recordar de manera festiva, no es una bella melodía, es característica de terror, de dolor, de muerte, de tortura.

Tienen sus propias cárceles especiales, regalo de los gobiernos de la Concertación, un pequeño infierno con todas las comodidades, finalmente también con dinero fiscal. Reciben sus salarios respectivos de acuerdo a su graduación, bonificaciones suculentas postraumáticas, por haber combatido al cáncer marxista internacional, por haber asesinado incluso a sus propios camaradas de armas.

Y durante el desfile militar el ruido de los aviones nos recordarán para siempre el día en que decidieron bombardear La Moneda con un presidente elegido democráticamente. Sabemos que aquellas bombas y el incendio estaban lanzando un mensaje, para que nunca los hombres y mujeres sencillos, el pueblo chileno, pudiera pensar en volver a ese lugar, el pueblo había ganado su derecho democráticamente a estar allí con Allende. Les estaban diciendo a las empresas norteamericanas que les iban a devolver el honor mancillado ante la afrenta de la nacionalización del cobre. Ellos darán muchas explicaciones, pero en la suma más sencilla, la más simple, esa que hay que utilizar para explicarle a los niños, diremos, los militares fueron unos cobardes, mentirosos, ladrones, vendidos, traidores y asesinos.

Y sus barcos, La Esmeralda escuela de grumetes, convertida en centro de detención y lugar de tortura. Valientes oficiales que se reconocen sostenedores del valor del Capitán Prat, ordenando aplicar tratos inhumanos crueles y degradantes a un sacerdote y a otros tantos, para luego andar escondidos como ratas sin querer dar la cara, más de treinta años guardada la Bitácora del barco y ningún Ministro de la Concertación digno para pedirla, para que se la hagan llegar a su oficina. Sus cuarteles pulcros sirvieron para aplicar tormentos, para golpear a detenidos amarrados de pies y manos y luego hacerlos desaparecer.

Y esto queda para la historia…

Bando N° 29
(Congreso Nacional)

Con esta fecha la Junta de Gobierno ha dispuesto lo siguiente:
Clausúrese el Congreso Nacional y declárese vacante los cargos de los Parlamentarios que actualmente invisten tal calidad.

(Fdo) Junta de Gobierno de las Fuerzas Armadas y Carabineros de Chile.
Santiago, vienes 14 de septiembre de 1973

Y esto era mentira…

Bando N° 87 de la Intendencia Militar de Cautín.

Se comunica a la ciudadanía de la provincia de Cautín:
Que en el día 15 de octubre de 1973, en circunstancias que en el Recinto de la Tenencia de Carabineros de Toltén, se procedía a interrogar al activista Guillermo Hernández Elgueta, ex Subdelegado de Cunco, quien se encontraba detenido, confeso de su participación en un plan destinado al asalto de Cuarteles de Carabineros y a la eliminación del personal y su familia, aprovechando que la puerta del recinto estaba abierta, sorpresivamente se dio a la fuga, no obedeciendo la orden de detención, ante lo cual el personal hizo uso de sus armas de fuego, siendo dado de baja.

Hernán Ramírez Ramírez
Coronel
Jefe de Zona en Estado de sitio
Comunicado a las 16.30 horas por José T. Argomedo García
Subteniente de Ejército
Oficial de Ordenes
Temuco, 16 de octubre de 1973.

Y esto si es VERDAD,
para que nunca se les olvide

CODIGO TRIBUTARIO – ARTICULO 97 N°4 INCISO PRIMERO – CODIGO PENAL—ARTICULOS 206, 193, 194, 196, 200, 446, 269, BIS, INCISO PRIMERO, SEGUNDA PARTE, 446,469 N°6

DESAFUERO – HECHOS CON CARACTER DE DELITO – FUNDADAS SOSPECHAS – PARTICIPACION CULPABLE – EMBARGO DE BIENES – EXEQUATUR – RECURSO DE APELACION DE SANTIAGO – HA LUGAR.

La I. Corte de Apelaciones de Santiago resolvió dar lugar a la formación de causa en contra de Augusto José Ramón Pinochet Ugarte en proceso sobre desafuero, por los delitos de malversación de caudales públicos, fraude, exacciones ilegales, negociaciones incompatibles y evasión tributaria, entre otros.

Venceréis, pero no convenceréis
Venceréis porque tenéis sobrada fuerza bruta
pero no convenceréis
porque convencer significa persuadir.
Y para persuadir necesitáis algo que os falta:
razón y derecho en la lucha.

Miguel de Unamuno

Medio asociado

Contactar con Clarín – Aviso legal – Política de privacidad

powered by Couldix

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: