Los capitalistas no tienen moral sino conveniencias personales

Por: Rómulo Pardo Silva
Fuente: http://www.malpublicados.blogspot.com

El afán burgués por ganar riqueza es lo único estable de su conducta.

Por principio el capitalista se adueña de bienes producidos por el trabajo de personas que explota. Ése es su capital.

Sus actos son consecuencias de su decisión de aceptar y realizar la definición:

Convierten en propiedad particular todos los recursos naturales del planeta argumentando con dios, la libertad, la seguridad nacional, la mano invisible, el libre comercio.

Aceptan como natural la pobreza, el hambre, la enfermedad de miles de millones de personas.

Para ganar dinero envenenan el aire, calientan el planeta, depredan la fauna, destruyen la vegetación, derrochan recursos agotables y/o contaminan las tierras de cultivo y las aguas.

Establecen o aceptan un intercambio comercial desigual en perjuicio de los pueblos en desarrollo.

Imponen la democracia occidental, un modelo de organización política basado en su derecho a explotar libremente la naturaleza y el trabajo.

Deslegitiman las legalidades que contradicen sus intereses.

Se unen de manera mundial en torno a un imperio en campañas políticas permanentes de consolidación o de sedición en caso de países en proceso anticapitalista.

Crean dictaduras cívico militares, guerras civiles y encubre torturas, ejecuciones sin juicio y desapariciones para conservar sus propiedades amenazadas por el socialismo.

Manejan en su beneficio las leyes, los tribunales, los ejércitos, las religiones.

Censuran y utilizan para su control de las ideas públicas la educación, la información, el arte, la religión.

Por medio de la publicidad transforman en objetivos de vida masivos bienes banales.

Recurren a guerras o violencias armadas, que cuestan millones de muertos y heridos, para apoderarse de recursos extranjeros necesarios al sistema.

Justifica su conducta personal por la correspondencia con la legalidad que han construido por medio de sus políticos.

Facilitan la corrupción de gobernantes clientes y de funcionarios de su estado.

Incumplen las leyes de impuestos evadiéndolos o usando mecanismos de elusión como normas legales, ocultamiento y blanqueo en bancos extranjeros, adulteración de contabilidades.

Obtienen beneficios indirectos o directos de los dineros obtenidos en el tráfico de drogas, armas, animales, mujeres.

Formulan explicaciones económicas y negativas políticas para no pagar los daños ambientales.

En suma es incompatible ser justo, solidario, moral y ser empresario. No basta hacer actos generosos.

Contacto romulo.pardo@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: