«Conflicto Perú – Chile»: peligroso juego de los reaccionarios

Por: Partido Comunista-Acción Proletaria
Fuente: http://www.kaosenlared.net (24.03.09)

Conflicto Chile-Perú Los permanentes problemas limítrofes que existen, prácticamente en todos los países latinoamericanos, tienen sus orígenes en los diseños antojadizos y a su medida realizados tempranamente por los colonizadores europeos, y posteriormente por la mano «amiga» del imperialismo yanqui, y estos son activados cada cierto tiempo por las clases dominantes para distraer la atención de los problemas principales que viven las poblaciones nacionales, particularmente los trabajadores y los explotados.

Es latoso y largo hacer una lista de conflictos, e incluso guerras, que han estallado entre países «hermanos», siendo los mas cercanos los de Honduras – El Salvador, República Dominicana – Haití, Argentina – Chile, Perú – Ecuador. Los reaccionarios, desde sus gobiernos, como norma general llaman a la «unidad nacional», a que todos nos «unamos» por encima de las diferencias económicas, de clases sociales, políticas, etc., a verlo todo como tema «país», a no «politizar el caso» y otras expresiones que con modismos «nacionales» se repiten en cada ocasión y país.

Hoy, y teniendo como antecedente las contradicciones existentes desde la «guerra del Pacífico», atizada en su momento por el imperialismo inglés, el gobierno extranjerizante, neoliberal y anti popular de Alan García, de Perú, con fecha 19 de marzo, ha presentado documentos y demanda sobre espacio marítimo ante el Tribunal Internacional de la Haya, al tiempo que los medios controlados y de propiedad de los monopolios capitalistas en Perú, se ha lanzado a una fuerte campaña levantando banderas de «peruanidad», de nacionalismo de cartón y odiosidad «anti-chilena».

El gobierno de Chile, Michelle Bachelet, ha respondido con similar lenguaje de su par peruano, llamando a la «unidad nacional», esto, por cierto, es acompañado por la «concertación» y la «opositora» «alianza», los medios de comunicación oficiales, monopólicos y reaccionarios, no les pierden el paso a sus similares peruanos y alimentan el patrioterismo burgués.

No sólo han hablado los cancilleres de los dos países, sino que desde los mandos de las respectivas Fuerzas Armadas, se han mandado mensajes, han usado o inventado «ceremonias castrenses» para mostrar algún colmillo, y en algunos casos, un diente de leche, se trata de no dejar a nadie fuera de la «defensa de los intereses nacionales», los mismos que ellos no han tenido, ni tienen en cuenta, a la hora de avalar la entrega de nuestros países a las potencias imperialistas, mas bien se alegran de servirles, particularmente al imperialismo yanqui, por cuyos favores compiten rastreramente.
Aunque la controversia es vieja y la demanda peruana estaba anunciada, es bastante sospechosa que se active justo en unos momentos en que, tanto en Perú como en Chile, se comienza a hacer sentir en toda su intensidad los problemas y consecuencias sociales de la crisis estructural del sistema capitalista, cuando, desde los trabajadores y pueblos de ambos países, se comienza a reactivar el movimiento popular, el combate a las consecuencias de la crisis, lo que mas temprano que tarde lleva a la búsqueda de la superación de la actual sociedad capitalista.

Los trabajadores y pueblos tenemos bastante experiencias en el enfrentar las trampas y maniobras de las clases dominantes, de sus intentos de colocarnos a unos contra otros, de dividirnos con banderas ajenas, de patrioterismo de cartón, somos patriotas en nuestros respectivos países y estamos, por lo mismo, en la primera línea de la lucha por la soberanía, contra el saqueo imperialista, por una vida digna y libre, y al mismo tiempo somos internacionalistas, ya que los trabajadores y los pueblos de los distintos países no tenemos intereses opuestos, son los mismos, nos complementamos, y por ello, debemos estar atentos a las maniobras que pretenden nublarnos la mente y eventualmente llevarnos al enfrentamiento entre nosotros.

Concluyendo, y a manera de llamado: el conflicto «marítimo» entre Chile y Perú interesa principalmente a las burguesías de ambos países, es ajeno a nuestros pueblos, busca distraernos, sacarnos de la necesaria lucha anti sistema capitalista, por la Democracia Popular y el Socialismo, nuestro deber es no caer en la trampa, oponernos a toda maniobra bélica y trabajar por la unidad y hermandad entre los trabajadores y pueblos de nuestros dos países.

Partido Comunista Chileno (Acción Proletaria)
PC(AP)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: