El clítoris, el ojo claravidente que todo lo siente

Por: Eva Nogales  (Psicóloga y sexóloga)
Fuente: http://www.sexualidadcreativa.com”(17.06.14)

¿Sabías que el clítoris es el único órgano sexual dedicado exclusivamente a proporcionar placer? ¿y sabías que es mucho más grande de lo que pensábamos?

Las investigaciones sobre el clítoris son bastante recientes, tanto que fue hace apenas 16 años cuando se confirmó cientificamente su estructura y tamaño verdaderos.  Vamos pues a repasar algunos datos interesantes sobre este maravilloso órgano sexual y a aprender un poquito más sobre la anatomía femenina:

Lo que comúnmente conocemos como clítoris es realmente solo la “punta del iceberg”, la parte visible, pero el clítoris es y va mucho más allá:

1. En la parte anterior de la vulva, donde se unen los labios menores se encuentra el glande.

2. El capuchón o prepucio es la piel que recubre al glande para evitar su brusca estimulación y protegerlo de los golpes.

3. El tallo o cuerpo está compuesto por dos cuerpos cavernosos que se llenan de sangre en respuesta a la excitación.

4. Internamente el clítoris se bifurca en dos raíces o extremidades (también llamadas crura) de entre 4 y 9 cm de longitud, extendiéndose a lo largo del suelo pélvico por ambos lados del orificio vaginal.

5. Siguiendo el recorrido de las raíces se encuentran los llamados bulbos o vestíbulos clitorianos.

El clítoris esta compuesto de tejido eréctil, con lo cual se llena de sangre en respuesta a la excitación sexual y aumenta considerablemente su tamaño, ¡igual que el pene!

A medida que nos vamos excitando todas estas estructuras van cambiando de posición y de tamaño: El glande gira 180º y se retrae, los tejidos circundantes lo envuelven y así se evita un contacto directo que podría resultar desagradable debido a la alta sensibilidad de la zona. Las raíces , que en reposo apuntaban hacia los muslos, también cambian de posición apuntando ahora a la espina dorsal. Y los bulbos abrazan literalmente a la entrada de la vagina haciendo que esté más apretada y que la vulva se expanda hacia afuera.

Pues sí, todo esto pasa cuando una mujer se excita, y pensar que creíamos que lo único que se ponía “tieso” era el pene…

Se conoce que el glande clitorideo contiene 8 mil terminaciones nerviosas ¡el doble que el glande del pene! Es por ello que a muchas mujeres les resulta desagradable su estimulación directa.

Embriológicamente el glande y el pene proceden de la misma estructura. Es la actuación de ciertas hormonas lo que determina que se desarrolle el pene o el clítoris. El glande, el capuchón y el tallo se corresponden con el glande del pene, el prepucio y el cuerpo del pene. Ambos cuerpos cavernosos también se corresponden y actúan de manera similar durante la respuesta sexual:

Sin embargo hay algunas diferencias importantes entre el pene y el clítoris: Digamos que el primero es 3 en 1, de modo que tiene tres funciones básicas: placer, pis y reproducción. Sin embargo el clítoris ¡solo se ha inventado para darnos placer! No tiene ninguna otra función, ya que tanto la uretra (el agujerito por donde se orina) como la vagina (por donde se “mete el pito” y “salen los bebes”) son conductos independientes separados del clítoris. Y Es precisamente por este motivo por el cual la ciencia no le ha prestado mucha atención (luego  hablaremos un poquito sobre este asunto).

Y ¿quién descubrió el clítoris?

El profesor de anatomía y cirujano Mateo Realdo Colombo se atribuyó su descubrimiento en el año 1559, dijo que lo encontró en el cuerpo de su mecenas y lo llamó “placer de Venus”. Luego llegó Gabriel Fallopius y dijo que “nanai”, que fue él quien lo descubrió. Pero al final Kasper Bartholin, en el siglo XVII dijo que el clítoris era conocido por los anatomistas desde el siglo II a. C. Quien sabe, la cosa es que “el río ya empezaba a sonar”.

Pero fue gracias a los trabajos de Alfred Kinsey y Masters y Johnson allá por los 50 cuando se reconoció su importancia en el orgasmo femenino.

En 1998,  la uróloga australiana Helen O´connell logró obtener la anatomía completa del clítoris mediante  imágenes de resonancia magnética (IRM), algo que ya se había hecho con el pene en los años 70. Fue entonces cuando el mundo de la medicina comenzó a conocer la verdad sobre la anatomía del clítoris.

Por último, en 2009  la gineco- obstetra Odile Buisson y el investigador y cirujano Pierre Foldès hicieron una aportación espectacular e importantísima para comprender el funcionamiento del clítoris. Realizaron la primera sonografía 3D del clítoris bajo estimulación. Increíble pero cierto, hace apenas 5 años y gracias a este trabajo, sabemos como se comporta un clítoris excitado.

Puede entonces que aquí termine la polémica orgasmo clitoriano-vaginal. Es cierto que la vagina es muy pobre en terminaciones nerviosas, pero también es cierto que mediante la penetración se estimulan indirectamente las estructuras internas del clítoris. Puede ser pues que el llamado “orgasmo vaginal” sea en realidad un orgasmo clitorial interno.

“No tiene sentido decir que una mujer no siente nada cuando un hombre está moviendo el pene dentro de su vagina. El orgasmo es cualitativamente distinto cuando la vagina se puede ondular alrededor del pene  que cuando no hay nada dentro de ella” (Germaine Greer . The female Eunuch. 1970)

Sin embargo, es necesario aclarar que para la mayoría de las mujeres es necesario estimular de manera firme y continua el clítoris externo para que se pueda desencadenar el orgasmo, una cosa es que se sienta placer con la penetración y otra cosa es que por si sola sea suficiente.

Para terminar hagamos  una  breve reflexión sobre las investigaciones y datos que existen sobre el clítoris: Hay una estrecha relación entre las características intrínsecas del clítoris y la escasez de dedicación científica.  Fíjate lo recientes que son estos descubrimientos y  date cuenta que el clítoris solo sirve para fines eróticos. ¿Qué quiero decir con esto?  que el erotismo femenino ha sido negado a lo largo de la historia de una u otra forma y el mundo de la medicina y la ciencia no podían ser menos.  Simplemente se le ha quitado al clítoris el privilegio de ser investigado como los demás órganos.

“La literatura médica nos dice la verdad acerca de nuestro desprecio por las mujeres. Durante tres siglos, hay miles de referencias a la cirugía del pene, nada sobre el clítoris, a excepción de algunos tipos de cáncer o la dermatología-y nada para restaurar su sensibilidad. La mera existencia de un órgano de placer es negado, por razones médicas. En los libros de anatomía  de los cirujanos solo se encuentran un par de páginas. Hay una verdadera escisión intelectual” (Dr. Foldès)

Esperemos que la ciencia siga por este camino y se realicen más trabajos sobre la anatomía femenina al margen de prejuicios morales.

Y recuerda, de vez en cuando, apaga la tele y enciende tu clítoris.>

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: