No hay fracaso escolar, fracasa el sistema económico

Por: César Rivas
Fuente:www.lahaine.org (23.06.08)

Así es. Una sociedad donde es más importante el dinero que ganamos que el crecimiento personal individual y colectivo, fracasa.
Lleva fracasando desde que existe el dinero, porque son las clases con dinero las que hacen las leyes educativas. Las que remiendan el fracaso con decretos reales, las que privatizan la educación, las que globalizan más fracaso con normativas internacionales en beneficio de la clase que tiene el dinero frente a los que no tienen casa, comida y/o ropa.

Desde que el hombre dejó de ser nómada y vivir en pueblos, se hizo civilizado. Civil proviene de la palabra “civitas” del latín, que significa ciudad. La población comenzó a vivir en ciudades porque los hombres más fuertes, destruyeron o incautaron (fea palabra) la riqueza rural y la mercantilizaron creando el dinero. El dinero es el medio básico con el que se crearon los Estados y las doctrinas religiosas, que vertebraron e impusieron un sistema educativo, en el que la clase noble y poderosa mantuviese toda su riqueza económica. Desde las primeras industrializaciones, este proceso auto generador de riqueza, se incrementó en dos siglos lo que no había conseguido la nobleza en cuatro mil años de civilizaciones.

Con el capitalismo, este sistema adquirió una estructura más uniforme, más globalizada y mejor defendida que en los siglos XVIII y XIX. Se estableció a finales del s. XIX hasta ahora, un sistema de defensa del capital (de nuevo hablamos de dinero), en el que se profesionalizó el ejército, se usaron nuevas técnicas de dispersión policial basadas en las estructuras militares de la civilización romana y se controlaron todos los centros y recursos de la clase trabajadora (ateneos, bibliotecas, centros culturales, casas del pueblo, etc.) que pasaron a formar parte de las empresas que controla el Estado. Las denominadas hoy en día: “obras sociales”.

Como podemos observar, controlar la información y la sistematización por educar a las personas cómo funciona una estructura (gubernamental y capitalista), supone no sólo erradicar una forma de pensamiento, sino la absoluta represión de voluntad de la clase trabajadora por recuperar aquello que le pertenece históricamente: sus tierras y su vida.

No es de extrañar que en la carrera de magisterio hablen de la estimulación de la motivación, porque aunque nunca se diga, las administraciones educativas dan por hecho que algun@s alumn@s van a fracasar. Fracasa porque el sistema educativo está construido de forma escalonada, y no lineal y progresivo. Cuando un individuo pasa de la etapa infantil a la primaria, de la primaria a la secundaria, de la secundaria a la universidad, sufre un/os cambio/s muy brusco/s que alteran su comportamiento y los procesos naturales de su aprendizaje (cambio o confrontación con la nueva información, asimilación y acomodamiento del conocimiento a la construcción de su personalidad) que afecta a la formación de su personalidad haciendo de ell@s individuos inestables, aptos para el futuro fracaso.

Fracasar es el medio más importante para que el individuo sea productivo para el Estado y el capital. El Estado a través de las administraciones educativas controla que se cumplan las leyes educativas, consigue siempre que la ley se cumpla a través de las memorias anuales que realizan los centros y que sirven para que año tras año, los planes educativos anuales cumplan la normativa legislativa.

Se hace un especial hincapié en la didáctica de todas las asignaturas que tod@s l@s maestr@s deben impartir. El término impartir ha sido manipulado y es absolutamente escalofriante cuando meditamos en lo que realmente significa. Aunque la metodología didáctica varíe con cierta frecuencia, es en resumen la exposición unidireccional de conocimientos. Es el/la maestr@ el que sabe absolutamente todo sobre la asignatura. Son los ministerios de educación los que deciden por mí, cuánto debo saber sobre una asignatura a través de un rígido examen con el que luego aprobarás la carrera y con suerte una oposición de magisterio. En ningún momento se tienen en cuenta los conocimientos previos del alumnado, precisamente porque se espera del alumn@ que dé una única respuesta mediante una autonomía rígidamente controlada. Tod@ alumn@ es capaz de generar respuestas propias a un mismo problema, ayudándole a saber buscar la información que necesita para meditar sobre cualquier tema y no sólo as ignaturas. Sólo la mención de “proceso educativo” y “competencias básicas”, si lo pensamos dos minutos, nos hablan del alcance de “objetivos”. Nunca se mencionan en las leyes educativas, todos los procesos psicofisiológicos completos que cualquier persona realiza para obtener sus propias conclusiones sobre la vida, otras personas o su entorno. El “entorno”, ya dicho sea de paso, sólo comprende al centro escolar, al centro escolar respecto a otros centros y a su relación con otras instituciones del Estado.

Si queremos que nuestr@s hij@s sean personas y no autómatas, toda enseñanza debe ser laica en dos aspectos. Laica en doctrinas, porque si partimos desde el punto de que el individuo debe crecer sin influencias externas, las religiones imponen sus teorías bajo una creencia ciega, muy alejadas de la realidad del conocimiento y de la racionalidad del individuo; y laica políticamente, porque de no ser así no podríamos hablar de enseñanza, sino de educación reglada y estipulada.

El término educación significa “encaminar, dirigir o doctrinar”. La enseñanza es la muestra de una determinada cantidad de contenidos cuando una persona los necesita para seguir aprendiendo y poder desarrollar su personalidad y vivir de su trabajo. Estos tres términos, a pesar de sus determinadas connotaciones, sirven para mostrar algo. No voy a negar que a l@s alumn@s de todas las edades haya que mostrarles en mayor o menor grado, los diferentes caminos que pueden tomar; no hacerlo sería un crimen. La diferencia radica en que la educación basada en toda ley educativa presupone que todo individuo es incapaz de prosperar por sí mismo, si no es cumpliendo con lo que doctrina dicho sistema educativo. Es evidente que a un individuo escolarizado de dos años, no puedes permitirle que trague tierra o que beba lejía, pero sí se le puede hacerle comprender que una determinada acción, tiene una o varias consecuencias a través de una experimentación controlada. Es básico pues, que atend iendo a las posibilidades de aprendizaje de cualquier individuo, éste sea por él/ella mism@ el que comprenda que sus capacidades innatas y personales tienen una correspondencia (instantánea o a largo plazo) con las acciones que realiza. El maestr@ debe ser el que le ayude cuando dicho individuo se lo solicita por voluntad propia, una vez aprendidas las nociones básicas de la física y lógica racional aplicada a la vida. En resumidas cuentas, toda la sociedad debe ser lo suficientemente responsable para que si un individuo corre un riesgo deba ser socorrid@, pero toda “ayuda” extra es contraproducente, como lo son ciertos fármacos o los planes de acción tutorial administrados en exceso. Esta sobre-ayuda, mina la confianza del individuo haciéndolo dependiente del sistema que controlan el Estado y el Capital.

No voy a negar, que parezca una realidad utópica cuando hablo de una sociedad responsable, pero hay muchas técnicas en la enseñanza que en conjunto hacen de los individuos personas. No importa que se cometan errores. Lo raro sería no cometerlos. Realmente importa intentarlo con honradez, para que los que nos suceden no caminen completamente ciegas. Esa es la esencia por la que la raza humana todavía sobrevive: la comunicación y transferencia de conocimientos a través del lenguaje, la cooperación y la solidaridad. Valgan como ejemplo los pueblos subsaharianos donde todas las comunidades sobreviven en el desierto gracias a las periódicas y largas rutas por el mismo, tras las cuales se transmiten la información de dónde encontrar los pozos de agua que permiten su subsistencia y crecimiento.

El que un pequeño grupo de personas no sean honradas, no puede impedir que consigamos aquello que creemos necesario, siempre que permanezcamos unid@s.

Medidas a corto y medio plazo

En primer lugar es importante la expansión de la idea de escuela. Es decir, para que la sociedad sea responsable y dé respuestas al fracaso, es importante que la sociedad esté organizada de forma horizontal y asambleada, con el fin de que todo individuo de la sociedad, tome por iniciativa propia una conciencia de responsabilidad sobre los individuos más pequeños. Esto hará que los contenidos de los medios de comunicación sean controlados y hará que l@s padres y madres, comprendan que enseñar a ser personas no es una única responsabilidad del colegio, sino una extensión activa de dicha responsabilidad al asumir tener hij@s y querer educarl@s. Estas situaciones originan que sólo unos determinados fracasos de miles de casos, sean objeto de exageraciones de la prensa controlada por empresas, ligando estos casos a la inseguridad, la delincuencia o las drogas. ¿Y cómo hacer que l@s individuos de una sociedad se comuniquen y luchen desde la raíz del fracaso escolar visto como un fra caso estructural? Ciertamente hay muchísimas maneras, pero me centraré en las más importantes para la enseñanza.

La principal es el crecimiento, desarrollo y autogestión de las asociaciones de vecinos de cada barrio o población. Debe ser así, porque aunque podamos tener una opinión global de lo que pasa en el mundo, realmente sólo podemos actuar localmente. La conexión de lo local con lo global es mejor hacerla a través de secretarios elegidos por los vecinos de dicha asamblea, para que éstos se comuniquen de modo provincial, nacional y así sucesivamente hasta que internacionalmente se acuerden las éticas básicas de toda enseñanza. Puede parecer imposible que los vecinos de un barrio se unan para discutir sus necesidades, inquietudes o deseos, pero el empobrecimiento mundial y el tiempo, hará que los individuos se unan para luchar por lo que les pertenece, a menos que la humanidad decida auto extinguirse con toda la naturaleza que le rodea.

Otro vehículo de desarrollo secundario, son los centros sociales autogestionados (ocupados o no, pero horizontales), que interactúan con las asociaciones de vecinos. Mientras que las asociaciones sintetizan y recogen las luchas necesarias para conseguir aquello que un barrio necesita, los centros sociales llevan a los individuos contenidos más globales y en mayor o menor medida, hacen de la improvisación que las diferentes teorías de desarrollo de la personalidad sean parte de un crecimiento principalmente imaginativo. La técnica y la ciencia son siempre necesarias, pero es imaginar, lo nos hace sentirnos vivos y crecer. “Cuando dejamos de soñar, morimos”, decía Emma Goldman.

En segundo lugar, las asambleas de padres, madres y profesores en los centros, suponen la supresión progresiva de la figura del director, como representante de la administración educativa. El contenido horizontal y autogestionado de las asambleas, garantiza que ambas partes no sólo tengan una comunicación simbiótica sobre los procesos de desarrollo del individuo, sino que garantizan al mismo tiempo que no le falte nada para su crecimiento personal y no se le enseñe a bases de castigos que limitan el crecimiento de su libertad personal. Los castigos y las teorías psicológicas del aprendizaje se basaron en experimentos a animales que nunca pudieron ser completamente verificados, porque hace poco tiempo se ha demostrado que todo animal tiene sentimientos, por poco expresivos que sean (placer y dolor físico). La supresión de los castigos, garantiza que el individuo crezca a un ritmo personalizado, siempre que se garantice su seguridad y se fomente su autodisciplina. La eliminació n de los exámenes y su sustitución por trabajo basados en la pedagogía natural del individuo, hará que se elimine esa tensión al ser evaluado, logrando que sea el propio individuo el que se evalúe a si mismo. Todo inicio de comunicación entre maestr@s y padre/madres es inicialmente compleja porque no existe una dinámica comunicativa. Padres y madres están profundamente unidos a sus progenitores, por lo que no es fácil para ell@s ceder parte de su tutela a una persona que no conocen. Es pues muy importante, que tanto padres, madres, progenitores y profesor@s compartan espacios comunes antes de que l@s padres y madres confíen parte de la custodia a un/a maestr@. Pasar un día en el campo, practicar deportes, cocinar en equipo, ir al teatro, etc., son actividades que hacen que las tensiones afectivas no se estanquen, sino que no se rompan y se flexibilicen para crear un nuevo entorno familiar próximo a todas las partes. Esto se puede empezar a vertebrar a partir de las AMPA´s, r euniones a las cuales tod@s l@s profesores deberían acudir con honradez y a ser posible con ganas de dedicar un poco más de su tiempo, con el fin de que se creen unos vínculos básicos para una convivencia cooperativa, que con el tiempo puede llegar al claustro y posteriormente, someter a la dirección del centro a través de una presión ejercida asambleariamente. Tod@ maestro que no trate de tener una buena relación con padres y madres, es mejor que se dedique a la albañilería o a ser bohemio. Es una postura responsable consigo mism@ y con toda la sociedad. Nadie sabe mejor que los progenitores y enseñantes como hacer funcionar una escuela liberada de directrices impuestas. Auto-generando el apoyo económico (que trataré más tarde) para hacerlo funcionar, todas las partes pueden dar el paso para autogestionar su propia idea de un mundo sin fracaso. Erich Fromm decía: “Usa la mejor técnica posible para prepararte para lo peor”. Cuando todos los implicados (y muy posteriormente t oda la sociedad) trabajan juntos, el riesgo de que fracase un proyecto de enseñanzas es ínfimo. Somos l@s profesor@s, padres y madres, los que trabajamos para poder vivir. Es la clase trabajadora la que construye puentes, carreteras o acueductos. Tenemos la capacidad suficiente para hacerlo y para hacerlo lo mejor posible, e incluso en mejores condiciones que aquellos que nos dan trabajo. No diré nunca que sea un proceso fácil, porque construir siempre es más difícil que destruir. Los estados destruyen nuestra capacidad para aprender a ser personas. Por ello, es importante que todos comprendamos que deberíamos empezar un proyecto, no sólo de enseñanza, sino un honrado proyecto de vida. El capitalismo divide a las personas con el egoísmo por poseer más cosas y con el temor a perderlas. Así pues organizarnos poco a poco y asambleariamente, es la única garantía válida de que esta vida deje de ser una utopía soñada, y seamos nosotr@s l@s auténtic@s protagonistas de nuestras vidas.

Las asambleas en las aulas de los alumn@s de todas las enseñanzas son un vínculo para desarrollar la autogestión del individuo frente al alumno tutorado. Es así, como el alumn@, debatiendo (escuchando, pensando y exponiendo su postura) se consigue que ést@ comprenda las normas mínimas de convivencia pactadas entre profesor@s, padres y madres, respetando su capacidad de acción. Hacerlo así garantizará con muy altas probabilidades, que la adaptación del alumn@ sea óptima y pueda desarrollar todas sus capacidades de forma libre y tutorada si éste lo requiere por decisión de una de las partes o ambas (profesor@s o progenitor@s). Evidentemente el grado de adaptación de estas normas mínimas de convivencia variará de acuerdo con la edad del individuo que interactúa con su maestr@. Es evidente que tod@ niñ@ hasta las 6 u 8 años necesitará de más atenciones que un@ de doce.

A partir de ahora dejaré de utilizar la figura de maestr@ o profesor/a, por ser connotativa en relación a un supuesta sabiduría superior hacia el resto de individuos. Lo llamaré enseñante.

La medida de poner dos enseñantes por aula, debería ser opcional para tod@ enseñante, no sólo porque tiene la capacidad de reducir la saturación actual del grupo de enseñantes, sino porque permite aumentar la capacidad de conseguir que dos adultos aprendan más que uno y puedan atender mejor la diversidad y necesidades de tod@s l@s aprendices. No tiene mucha importancia que sean varón y hembra. El si uno es el tutor y otro auxiliar y pedagog@, es un debate que podría durar varios días y requerir de la cooperación muchos enseñantes y voluntari@s. Lo que realmente importa es que se rotasen por las diferentes salas de los centros, teniendo la obligación de dejar informes diarios del estado de los alumnos que han requerido de su atención. No existe peor enseñante que aquel que se aburre y desea que den las 14:00 para poderse ir a su casa. Estas rotaciones deben realizarse con prudencia con l@s alumn@s porque necesitan una estabilidad grupal; es decir, no importa que se cambien de clase a todo un grupo de niñ@s, lo realmente importante es que no se mezclen entre sí clases con mucha frecuencia, ya que genera inseguridad en los aspectos psicoafectivos del alumno, sobre todo en edades muy tempranas. Las asambleas deberían realizarse en infantil (simbólicamente) y en primaria con una frecuencia diaria, incluso más veces si los conflictos hacen que los mismos enseñantes o alumn@s propongan su realización. A partir de entre los 12 y los 13 años (enseñanzas para la vida laboral, social y cultural, denominadas oficialmente intermedias o secundarias), las asambleas deberían ser semanales. Toda asamblea requiere de una preparación previa que capacite al individuo para meditar y ser más consciente de sí mismo; y para que la realización de la misma no entre en un bucle de derrotismo y aburrimiento, y sea una verdadera herramienta de aprendizaje para padres, madres, enseñantes y alumn@s.

Ya he hablado de una comunicación honrada, sincera y fluida de la información. La preciso porque la idea de solidaridad entre individuos y grupos, desaparecía de no ser honrada y multidireccional en la transmisión de toda información. Desaparecía porque si se vuelve a caer en la individualidad y el ludismo, todos los intentos podrían perjudicar mortalmente el proceso de cambio a tod@s l@s implicad@s, pero no hay por qué tener miedo, sólo precaución. Valga como ejemplo la llegada al poder de Castro en Cuba. Inicialmente fue un proceso socializador de la distribución de la riqueza a los campesinos. Sin embargo, cuando la población cubana pedía para sí esas tierras, porque se veía capaz de autogestionar sus vidas sin la necesidad de una figura socialista, Castro que reprimió los proyectos de autogestión del campesinado. En el caso de Cuba, la enseñanza es algo a resaltar. La investigación científica en enseñanza es mucho mayor que en cualquier democracia capitalista. La diferenc ia, es que cuando los individuos son capaces de pensar por sí mismos, deben exiliarse del país por miedo a ser apresados y/o torturados.

Extendiendo la honradez en la información que damos y recibimos, surge la necesidad de crear una ética para organizar, actualizar, distribuir y autogestionar la información de una forma ética. No es posible definir la ética por ser un término filosófico, pero si me puedo referir a la ética en la información como un proceso de acuerdos mínimos consensuado en las asambleas para ampliar o rechazar información. Toda información basada en hechos científicos es ética, porque surge de la necesidad de toda la población por aprender todo lo necesario para ser individuos autónomos capaces de ayudar y pedir ayuda a todo individuo que nos rodee. Internet puede ser la mejor o la peor herramienta para elaborar, trasmitir o actualizar información (un ejemplo es la Wikipedia). Nuevamente los movimientos sociales, las asociaciones de vecin@s y en la medida de su capacidad también los sindicatos asamblearios y horizontales, tienen una gran labor que desempeñar en nuestros propósitos comunes. L a cooperación entre todas las partes sólo es posible basando las acciones en el respeto, la comprensión y en el consenso de acuerdos mínimos.

Si comprendemos que no hay mayor mal que el capitalismo, entonces la ciencia como esencia para conocer cuanto fuimos, somos y seremos tiene una importancia básica. Cuando el capitalismo a través de los estados subvenciona a entidades religiosas y empresariales, la ciencia es recortada, manipulada o eliminada parcialmente de los contenidos educativos. Es por ello, por lo que las ciencias debe ser un pilar fundamental en toda investigación de la enseñanza. Las aulas pueden ser auténticos laboratorios para alumn@s, padres, madres, ancianos y profesionales de la ciencia. Limitar el acceso al conocimiento a las ciencia a través de edades reglamentadas es un fracaso absoluto, porque hablamos de crear una escuela para toda la vida y para tod@ persona con ganas de aprender y/o compartir conocimiento. Evidentemente no dejaremos a un niño de cinco años experimentar con ácido clorhídrico, pero sí podemos permitirle que observe y coopere en la manipulación de algunos elementos científico s que podamos proveer a las aulas y a lo ancho y largo de todo el centro. Crear un clima de seguridad no excesivamente vigilada, hace que todos aprendamos mejor nuestras posibilidades de aprender, experimentar y construir junt@s, que es básico para el desarrollo psicofísico de todo individuo, sea de la edad que sea, aunque más específico y personalizado en las primeras edades.

Extendiendo la ciencia aplicada a la física y biología de la naturaleza, podemos conseguir que todo aprendiz valore la importancia de cuidar nuestros bosques. Los bosques dieron vida a la especie humana sin pedir nada a cambio. Comprender eso para un individuo, es comprender su propia naturaleza y aprender por sí mismo que somos una parte de un gran número de procesos físicos y químicos llamado Tierra. Un individuo que cuida de sus árboles, cuida de sí mismo y de todos los animales de la naturaleza, será una persona responsable.

Aunque ya lo haya dicho, repito que toda enseñanza debe ser científica y apta para que todo individuo de la sociedad pueda acceder a ella. Una enseñanza donde aquellos individuos más pequeños, puedan solicitar conocimientos adaptados a sus capacidades mentales, y ést@s mismos ayuden a tod@s los demás a mejorar la sociedad paso a paso, palabra a palabra, siendo siempre conscientes de sus logros, de sus errores y siendo personas válidas para que todo ser humano ayude al otro y la Tierra deje de ser el infierno que el capitalismo hizo que la esencia del ser humano dejase de ser libre, respetuoso, crítico y solidario. Nuevamente surge el compromiso, la solidaridad y la acción sin intermediarios capitalistas. Sólo así es posible una enseñanza para toda la vida.

Medidas a largo plazo

Como dije anteriormente, las AMPA´s pueden iniciar este proceso de independencia del Estado gracias al consenso en acuerdos mínimos entre enseñantes, padres y madres. Es evidente que habrá una confrontación directa con las administraciones educativas, el Estado y la policía. Puede que incluso el ejército decida enfrentarse a l@s trabajadores. Es en ese momento cuando los movimientos sociales, las asociaciones de vecinos, los centros sociales autogestionadas (ocupados o no, pero horizontales) y los sindicatos de trabajadores asambleados y horizontales, deberán decidir las estrategias necesarias para superar tan inmensa tarea, pero no por ello menos estimulante. Nuevamente, la transparencia en la comunicación, el apoyo mutuo y la acción sin intermediarios serán básicas para que tras un largo proceso toda la sociedad pueda vislumbrar una sociedad libre en sus pensamientos, feliz de apoyarse mutuamente y responsable consigo misma y con toda la humanidad. Son las asambleas de padr es, madres y enseñantes, las encargadas de valorar la transparencia de los contenidos, los métodos didácticos empleados y la financiación de recursos económicos y humanos; ya sea por su propia voluntad o por petición de la asamblea de estudiantes.

Aunque las vallas de las escuelas sigan existiendo, a medida que crezca el movimiento asambleario estudiantil, serán l@s propios aprendices los que irán aprendiendo a cuidar de l@s más pequeños, permitiendo así que todo individuo de la comunidad (enseñante y autodidacta) pueda abrir los espacios físicos de la escuela cerrados por el capitalismo. Ya no será el conserje, un súbdito del director (representante de la administración educativa), el encargado de abrir o cerrar la verja. Si l@s alumn@s deciden que un determinado día quieren y creen ser capaces de aprender más en una asamblea de vecinos o en un teatro, los adultos deberán respetar esa decisión, bajo la condición de que un secretario nombrado por dicha asamblea de estudiantes comunique su decisión a la asamblea de padres/madres y enseñantes. Si queremos ser responsables de nuestras vidas, lo debemos ser también con las vidas de los demás, en la medida que cada un@ pueda ofrecerse y en la medida en la que un@ deba ser a yudado.

Así pues todo método de control capitalista (video tecnología, pizarras electrónicas, etc.) deberá ser eliminado progresivamente, acorde con la capacidad de responsabilidad que la comunidad de enseñanza y la sociedad vayan mostrando, siendo toda la sociedad la que vaya decidiendo que medidas de seguridad son evitables y cuáles son coherentes y responsables con las necesidades de todo individuo.

El siguiente paso es la supresión de los ministerios de educación, basando todo movimiento vecinal, social y cultural en la autogestión por conseguir centros educativos autogestionables y capaces de no cometer los mismos errores que el capitalismo nos impone de las diversas formas que hemos visto. Un alumno capaz de ayudar y cuidar a los individuos más pequeños, será primeramente responsable y coherente consigo mismo, y lo sabrá ser durante el resto de su vida siempre que reciba y pueda dar toda la solidaridad posible consigo mismo y con toda la sociedad, respectivamente. No existe ser humano que sea bueno o malo por naturaleza. El sistema educativo de ahora fracasa porque distingue mediante evaluaciones, a alumnos “buenos” (capaces de sustentar el poder) de alumnos “regulares” o “malos”, que serán la mano de obra barata que garantice la riqueza de los “buenos”. Toda enseñanza humana depende en gran medida de la transparencia, la responsabilidad y la solidaridad por ayudar a los más necesitados.

Todo proceso en la enseñanza de esta amplia extensión en todos los países y continentes del mundo, será muy lento. Para que a muy largo plazo sea realmente “válido”, pueden (y deben) empezarse a cambiar los sistemas financieros. El trueque o intercambio de bienes, correspondidos con la capacidad de trabajo desarrollada por las personas para obtener ese producto, pueden ser introducidos progresivamente. Inicialmente se podría pagar una parte de un producto con dinero y con otro/s producto/s. Pero este proceso no debe estancarse en ningún momento por muy lento que parezca porque surgiría el narcotráfico y la corrupción de las clases con dinero que pretenden sacar provecho del mismo. Cuando toda una sociedad es consciente de que puede sobrevivir sin dinero, éste, aunque siga existiendo, dejará de tener todo su valor y las enseñanzas podrán gozar de mucha más riqueza y calidad en todos los materiales físicos y humanos necesarios para ejercerla, controlados por las asambleas del c entro y custodiadas por las asambleas de alumnos. Antiguamente las sociedades eran matriarcales y no patriarcales. Es un hecho genético que las mujeres tienen un mayor capacidad organizativa que los hombres en la gestión de los recursos humanos y materiales. Por ello, aunque en una asamblea decidan juntos hombres y mujeres, la gestión familiar la debe hacer simple la mujer. Así habrá menos discusiones, menos guerras y nuestr@s hij@s tendrán una educación más racional y pacífica.

Será básico crear una nueva universidad de enseñanzas, alejada del magisterio tradicional, en que todo persona con ganas de compartir su experiencia y conocimiento científico pueda ejercer su derecho a enseñar. ¿Por qué pues no iban a ser personas válidas para la enseñanza, aquellas de más de 65 años, siempre y cuando dichas personas estén de acuerdo en cumplir unas normas pedagógicas indicadas por el enseñante? Se necesitará en primer lugar de las asociaciones de vecinos, de los centros sociales y sindicatos (todos horizontales), para que ayuden a un grupo de enseñantes experimentados y completamente reciclados de los sistemas educativos tradicionales, para poder crear proyecciones válidas para un distrito de una ciudad o para un pueblo. Los campesinos suministran de materias a las ciudades, ¿porqué aquell@s jóvenes de la ciudad no deberían interesarse por la cultura de los pueblos y más aún, aprender a cuidar los entornos campestres y realizar aprendizajes cooperativos como son por ejemplo las creaciones de huertas en las ciudades? Una vez conocidas las necesidades de las poblaciones, se crearán comités formados por representantes de l@s alumn@s, padres y madres, sindicatos, asociaciones de vecin@s y centros sociales (todos horizontales), para concretar cómo deben realizarse las universidades de enseñanzas. Ya no se llamarían UNI-versidades, porque son muchos los procesos de enseñanza y no solo uno. Propongo el término Escuela de Enseñanza Pedagógica Multiversal. No puedo sino imaginar un modelo próximo a este proceso, consistente en un año y medio de teoría científica, de letras y de enseñanzas psicoafectivas, psicosociologícas y pedagógicas, que se complete con dos años completos de prácticas en centros. Este un ejemplo de un gran debate que surgirá cuando sea necesario crear de la escuela un reflejo transparente y no distorsionado de la sociedad.

Por último, llegará un día en que los centros de enseñanza se conviertan en ateneos de enseñanza libre o casas de los pueblos o centros de cultura libre de los distritos de nuestras ciudades. No nos debe importar el día en que llegue. Debe importarnos el presente. Con qué contamos ahora y qué podemos hacer. Algunas experiencias de pasado nos podrán servir como la escuela moderna de Ferrer y Guardia o la idea de escuela de Pestalozzi, entre otras; pero nunca más allá de la capacidad que las condiciones del momento nos permitan realizar. El futuro lo tendrán que vivir aquellos que vengan después, sólo ha de preocuparnos lo que les leguemos, por poco que parezca. Es pues importante hacer las cosas con coherencia, solidaridad y transparencia, pero también disfrutar de lo que tenemos en el presente, que a veces pensamos que es nefasto, pero siempre podría ser peor. Las democracias nos imponen guerras, hambre, torturas y cárcel, pero debemos aprovechar al máximo la libertad coartad a que nos ofrece. Como decía Bruce Lee: “el agua se adapta a cualquier recipiente que la contenga”. Seamos agua, y también viento de libertad y fuego de esperanza.

Como hemos visto, la enseñanza es la base y recurso vital para que nuestro mundo cambie. Por ello para capitalismo insiste tanto en controlarla. Toda enseñanza libre, autogestionada, horizontal y transparente hará que dejen de existir la explotación laboral, social y cultural; y seamos nosotr@s los verdaderos protagonistas de la riqueza del mundo y sobre todo de nuestras vidas.

No he hecho sino abrir un debate. En mi dilatada experiencia por conocer los procesos de “democracia “directa””, he reflexionado para vosotr@s unas pocas pautas éticas que considero necesarias para que surjan debates y asambleas capaces de crear de forma descentralizada y autogestionada aquello que un@s poc@s conocemos mejor y otr@s no, pero importante para empezar a conocernos a nosotr@s mism@s y amar la naturaleza para que nos cuide de la misma forma que cuidamos de nuestr@s compañer@s. El sólo hecho de pensar en la enseñanza que queremos, es un acto de de evolución contra el sistema político y económico capitalista. Compartirlo será una posible salvación para la humanidad y solidarizarnos con todo proyecto de enseñanzas será el motor del cambio.

Los cambios en la enseñanza son casi siempre a largo plazo, para que cumplan con las necesidades establecidas por tod@s y de tod@s. Tanto que pueden hacernos creer que no avanzamos nada, principalmente porque trabajamos con personas y no con máquinas.

Lo realmente importante de todo lo que hemos aprendido (incluido yo), es que todos los implicados en la enseñanza (alumn@s, enseñantes y trabajador@s) nos mantengamos juntos y nos relevemos cuando estemos cansad@s para que esta inmensa tarea no nos agobie, sino que por el contrario sea una celebración continua y motivadora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: