Nietzsche otra vez

Por: Luis Roca Jusmet
Fuente: Rebelión (11.06.08)

Hace unos días este sitio publicó un artículo extraído de Mosca cojonera y firmado por Nicolás Gonzalez Valera titulado “El joven Nietzsche o el instinto aristocrática como política” en el que se pretende demostrar que los lectores correctos de Nietzsche son “los nazis, neo-fascistas y conservadores de toda la vida”. La pretensión me parece absolutamente fallida ya que a lo máximo a lo que llega es a una interpretación discutible de un libro juvenil de Nietzsche que es “El nacimiento de la tragedia”. Empezamos por la primera trampa del artículo : aunque en el título sí se habla del joven Nietzsche sus conclusiones se orientan hacia la globalidad de su obra. La verdad es que me molesta la crítica fácil a autores que han estado de moda y a los que posteriormente se les machaca como impostores intelectuales. Y esto se hace siempre de manera falaz, sacando fragmentos de un contexto y de una obra complejas para contentar a un público que ya se han ganado de antemano porque por razones subjetivas quieren sangre sobre dichos autores.

Hace ya unos meses publiqué un artículo en Viejo Topo ( que también apareció en este sitio) en el que intentaba plantear de una forma rigurosa (aunque por supuesto discutible) la relación entre Nietzsche y la política. No quiero repetir los argumentos, que se encuentran en este texto y me parece que son suficientes para criticar el artículo de Gonzalez Valera. Pero sí quiero insistir en que de lo único que critica el autor es una obra de la que el mismo Nietzsche dirá posteriormente “ Para ser justos con el Nacimiento de la tragedia será preciso olvidar algunas cosas. Ha influido e incluso fascinado por lo que tenía de errado, por su aplicación al wagnerismo, como sí este fuese un síntoma de ascensión….” Nietzsche remarca en su madurez el error de confiar en Wagner y en la cultura alemana como renacimiento de los valores afirmativos. Nietzsche desprecia a los círculos pre-nazis de su época, de los que formaban parte su hermana y su cuñado.

Por otra parte dudo que alguien haya considerado a Nietzsche un “buen liberal”, un “buen europeo” o un anarka simpático. El mensaje de Nietzsche es trágico y si es cierto que dice cosas que repugnan también dice otras que estimulan a quien quiera apostar por la vida. Estoy totalmente de acuerdo que no hay que dejarse fascinar por Nietzsche pero tampoco por sus enemigos viscerales. De Nietzsche vale la pena entender los matices y seleccionar con criterio e inteligencia. Y apreciar , como decía el antropólogo Manuel Delgado, su crítica a la ideología de la corrección política. Hay que dejarse sacudir por él y luego olvidarse de muchas de sus propuestas pero en ningún caso descalificarlo de esta manera tan simplista. Y que conste que lo digo reconociéndole dos virtudes al artículo : la primera es su la reconstrucción sociopolíticaeconómica en que aparece su obra. La segunda un análisis de “El nacimiento de la tragedia” que es interesante para discutir esta obra ( y nada más porque es de la única de la que habla.)

lroca13@menta.net

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: