El terrorismo de Estado de Israel

Por. Gilberto López y Rivas
Fuente: www.coyoacan.gob.mx  
 
A partir de la publicación de mi artículo “Israel: Estado terrorista”, en La Jornada del viernes 28 de julio, recibí correos de lectores que me juzgan de antijudío. El propio embajador de Israel en nuestro país califico irresponsablemente de “terroristas” a los intelectuales mexicanos que firmaron un desplegado en el que se condenaba la agresión militar a Líbano, los crímenes de guerra en contra del pueblo de ese país soberano y miembro de la Organización de Naciones Unidas, y al mismo tiempo, se pronunciaron en contra de los ataques de Hezbola y lamentaban la muerte de civiles en Israel. Recientemente, varios intelectuales encabezados por Noam Chomsky, Howard Zinn y Eduardo Galeano hicieron pública una declaración en la cual afirmaban:
 
“EL terror de Estado que se inflige a Líbano se ve reproducido en el Ghetto de Gaza,             mientras la “comunidad internacional” observa en silencio. Mientras tanto, el Resto de       Palestina es Anexada y desmantelada con la Participación directa de Estados Unidos y        la aprobación tácita de sus aliados” (Rebelión, 7 de agosto de 2006)
 
 
Queda claro que las censuras al gobierno de Israel de organizaciones políticas, sociales y del ámbito de la intelectualidad en el mundo, no tienen ninguna relación con una posición racista o judeo- fobia, como sostiene Pierre- André Taguieff (La nouvelle judéophobie Paris: La Decouverte, 2002 y del mismo autor: Precheurs de haine. Traversée de la judéophobie planétaire. Paris: La Decouverte, 2004). en México no se ha dado manifestaciones contra la comunidad judía. Durante la segunda guerra mundial existieron grupúsculos que simpatizaban con el eje nazi fascista, muchos de ellos alentados por un equivoco sentimiento antiyanqui y que no trascendieron en la sociedad y finalmente se disolvieron al final de la guerra. Algunos colegas han estudiado grupos que sostenían una confusa mezcla de fascismo y nativismo mexicanista, los cuales sin embargo no desarrollaron una política de anti- judaísmo¿. Durante la guerra de los seis días en 1967, sectores de la comunidad judía en México se movilizaron libremente a favor de Israel, al mismo tiempo que otros apoyaron la causa árabe.
 
Por otra parte, los ideólogos sionistas y sus seguidores no responden a las acusaciones concretas de crímenes de guerra y políticas genocidas del gobierno de Israel con el apoyo de Estados Unidos. Identificar la política de Israel como terrosismo de Estado es congruente con la condena del holocausto durante la segunda guerra mundial; reconocer el carácter colonialista e imperialista de la ideología sionista, tanto en sus orígenes durante el siglo XlX y su desarrollo durante el XX, es consistente con la condena de los actos de neonazis en contra los judíos en la Europa actual. Comparar el holocausto judío con el holocausto de más de 20 millones de soviéticos, millones de otras nacionalidades europeas, comunistas, gitanos homosexuales, discapacitados, durante el nazismo; y otros genocidios en Asia, África y América Latina no es negar la especificidad del holocausto judío, el más estudiado y paradigmático pero no el único. Petras destaca al respecto:  “varios teóricos han intentado explicar el holocausto (o los Holocaustos) centrándose exclusivamente en un caso en particular, el exterminio de grandes sectores de las     comunidades judías por parte de la Alemania Nazi en Europa occidental, central y      oriental. Desde un punto de vista metodológico, al centrarse en el caso particular de los         Judíos de Europa, el enfoque no funciona empíricamente, ya que no sirve para explicar         los holocaustos anteriores, coetáneos o posteriores perpetrados contra víctimas de   Europa, Asia y América Latina. son sobre todo, pero no exclusivamente, los académicos     judíos lo que hablan acerca de la “singularidad” de las víctimas judías de los nazis. Al             hacerlos se burlan de los datos históricos y justifican las cuantiosas compensaciones         monetarias y el ejercicio de la expansión colonial en Palestina y en otros lugares de       Oriente Medio. Y lo hacen aplicando las mismas técnicas que utilizaban los opresores        nazis: prácticas de culpa colectiva, legislación basada en la raza, tortura masiva          legalizada y limpieza étnica” (“ Modernidad y holocaustos del siglo XX. Construcción del      imperio y asesinato masivo” Rebelión. 30 de julio de 2006. ver otros artículos sobre el          mismo tema en las paginas de Rebelión)
 
El sionismo ( del hebreo Sión, uno de los nombres de Jerusalén), como corriente ideológica hegemónica en la fundación y establecimiento del Estado de Israel tiene como uno de los rasgos distintivos su carácter expansionista y no es muy diferente, tanto en sus métodos como en sus expresiones ideológicas, con los nacionalismos que inspiraron el movimiento expansionista de Estados Unidos en contra de México ene. Siglo XlX. Las clases dirigentes de ese país crearon, al igual de los ideólogos sionistas, el mito del “pueblo escogido”, “el pueblo singular “, con un destino manifiesto señalado por la providencia misma, por la narración bíblica o por algún mito fundacional. Este recurso ideológico de la “singularidad histórica” pretendía justificar la conquista de los territorios mexicanos, supuestamente “vacíos” y la empresa como un proceso de colonización. Existe una similitud entre el proceso expropiatorio sionista de los territorios palestinos y el despojo por los “colonizadores” estadounidenses de las tierras pertenecientes a la población mexicana conquistada después de la guerra de 1847. David Ben Gurión, primer jefe del estado de Israel, dijo el 12 de diciembre de 1948: “el sionismo ha alcanzado su meta el 14 de mayo con la creación del Estado judío. Este sin embargo, no es el fin de nuestra lucha, sino que empezamos hoy y tenemos que seguir hasta crear un Estado desde el Eufrates al Nilo. Tenemos intención de conquistar más y más. “Ariel Sharon, ex primer ministro de Israel declaraba en noviembre de 1998: “Es el deber de los líderes israelíes explicar a la opinión pública, claramente y con valor, un cierto número de hechos que con el tiempo se van olvidando. El primero de ellos es que no hay sionismo, colonización ni Estado judío sin el desahucio de los árabes y la expropiación de sus tierras”
 
El sionismo, por su alianza estratégica con Estados Unidos y como potencia militar e incluso nuclear en el Medio Oriente destaca por la violencia en sus métodos y procedimientos de colonización, que conquista de los territorios palestinos y de exterminio de sus pobladores. El sionismo participa en las políticas genocidas a nivel mundial, ello explica la presencia de agentes de inteligencia en la Sudáfrica del apartheid, en el Chile de Pinochet, en el Salvador durante la guerra revolucionaria, en Guatemala, y ahora en Irak. Israel es el discípulo ejemplar y avanzado del terrorismo del estado global que aplica Estados Unidos con la actual justificación de la lucha contra de los combatientes palestinos y ahora libaneses.
 
El análisis  debe distinguir la naturaleza colonial e imperialista de Israel, ya que el sionismo no es un nacionalismo progresista que se inspira en el socialismo de Ver Borojov, ideólogo y principasl dirigente del Partido Social Demócrata Obrero Judío Polaei Sion en la época de lucha revolucionaria contra Rusia zarista, quien hace notar la importancia que tiene el territorio en la cuestión nacional en su obra nacionalismo y lucha de clases (México: cuadernos de pasado y presente, 1979) Lo paradójico es que este autor introduce una noción completamente contradictoria con su argumento y que se refiere a pueblos o naciones “extraterritoriales”, identificando a los judíos como una “nación” por encima de las peculiaridades históricas de cada una de los grupos considerados judíos en sus respectivas comunidades nacionales. De esta forma se pronuncia en su plataforma política por la colonización de un territorio para la solución del problema judío elaborando el llamado “sionismo proletario”, de un movimiento exclusivamente inmigratorio a un movimiento colonizador” En esos años surgió una idea clave del sionismo “ a un pueblo sin territorio, un territorio sin pueblo” el problema fue que la solución para esa supuesta extraterritorialidad de los judíos, el movimiento sionista conquisto un pueblo y su territorio, el palestino. En la mentalidad colonial, los territorios están “vacíos”, son espacios a ser llenados por quienes se consideran superiores. Por ello, aún Borojov planteaba colonizar territorios de economía “semiagricola”, a partir de los cuales los recién llegados se convertían en un grupo dominante.
 
La tipificación de Israel como Estado terrorista debe ser nacionalizada con base en sus políticas contra el pueblo palestino y en los documentados crímenes de guerra en Líbano. lo que por ningún motivo, puede asociarse con el nuevo tipo de judeo fobia, como un apoyo indirecto al terrorismo de organizaciones del mundo árabe y una simplificación de fenómenos complejos como el fundamentalismo musulmán. Este razonamiento es pertinente por los prejuicios a fobias que se expresan entre ciertos sectores de la izquierda anti imperialist. Pero el problema subsiste ¿debemos acaso guardar silencio cuando un estado soberano es invadido y su pueblo masacrado? ¿Cuál es la posición no judeo  fóbica frente al problema palestino y la resolución de la ONU en cuanto al derecho despueblo palestino.
 
No es, como afirma el autor, la orfandad de los marxistas de la causa revolucionario a la que lleva a la indignación no se fundamente en la simpatía en un nexo con ningún tipo de fundamentalismo, o con la desaparición de Israel, si no el derecho de los pueblos a la autodeterminación y con posiciones básicas de convivencia entre los seres humanos.
 
Fuente: http://www.coyoacan.gob.mx/GuerrasAgua/GILBERTO.doc

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: