El Neoliberalismo y la estructura familiar

Por: Alexander Alvarado
Fuente: Aporrea.org (21.04/08)   
 
Se está dificultando la comunicación en las familias. La semana la ocupan los padres en trabajar, no almuerzan con los hijos. Al llegar a la casa, prenden el televisor o la computadora y comen frente a estos aparatos, sin que haya comunicación, ni encuentro de los integrantes de la familia. La mujer, tiene que salir el fin de semana de compras, a arreglarse el pelo, las uñas, el esposo sale a reunión de amigos, a fiestas. El niño pasa tanto tiempo viendo televisión, que aprende a decir Barney, más rápido que papá y mamaá. En la familia se pierden las referencias del grupo como tal. Los niños y niñas toman como modelos, a sujetos televisivos, con los cuales no tienen comunicación, pero que copian sus modales, gestos, palabras, clichés, desviaciones. El símbolo estético que le transmite la televisión, o las computadoras, es el de la mujer como fetiche (mercancía), objeto sexual, por ejemplo, al lado de una modelo, nunca verás a un niño, las imágenes televisivas son de hombres y mujeres unisex. El valor es la silicona, en los senos y glúteos. Dime cuanta silicona llevas y te diré cuanto vales, cuan hermosa eres. En los programas, siempre hay una figura homosexual masculina o femenina. Lo que se admira en el hombre son sus abdominales.

Lo peor es que, como los niños y niñas ven solos o con amigos estos mensajes televisivos o en la computadora, no se forma el carácter crítico, de opinión sobre los antivalores que se transmiten, ni sobre la enorme cantidad de mentiras, que no logran descifrar, en los mensajes.

La explotación del tiempo del trabajador y trabajadora, en el capitalismo, es tan intenso que no deja tiempo a la estructura familiar. Trabaja, Trabaja y Trabaja, consume, consume y consume. Los centros comerciales y mall son tu área para comer, comprar y cargar a los muchachos que se ven insatisfechos ante tanta mercancía-basura.

Los juegos en los centros de computación (cyber), están cargados de violencia, asesinato, es sorprendente ver los dedos de niños y hasta padres que los acompañan, como se mueven para matar cibernéticamente. Las caras llenas de emoción violenta, los gestos y expresiones de alegría. En una hora de juego, se aniquilan unos 80 seres humanos-virtuales. ¿Qué se esta formando?

Los muchachos ya no viven sus etapas de adolescencia, entran a la sexualidad, a los 12, 13 y 14 años, con la inmadurez propia de estas edades. Otro elemento de inconsistencia familiar.

Objetivo neoliberalismo: una familia desestructurada, incomunicada, consumista, superficial, llena de objetos insustanciales. Para el capitalismo el tiempo no es de la familia, es propiedad del sistema de explotación. El neoliberalismo nos desconecta de la tierra, del ambiente, de los sueños, de la familia, del entorno, del contexto real. Nunca puedes estar satisfecho con lo que tienes, con lo que logras, feliz de tu entorno, de tu comunidad, realizado con tu familia.

Reflexionemos: ¿Es eso lo que queremos para la familia venezolana? Defendamos la estructura familiar con el socialismo.

alexanderalvaradocontreras@gmail.com
 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: