Cuando lo viejo no sirve y lo nuevo no llega

Por: Carlos Martínez
Fuente: http://www.socialismo21.net

NOTA.- Este es un artículo referido a la realidad política de España. Su parecido con lo que pasa en Chile y en otros países de la región resulta del todo evidente. Una interesante reflexión que no se detiene en la particularidad de tal o cual punto, sino que toca el fondo de un asunto que a todos debe preocuparnos.

Titular-Administrador web
http://www.hernanmontecinos.com
——————————————————————————————-

Que vivimos tiempos de incertidumbre y desesperanza esta claro. La crisis capitalista de Europa y el Reino de España va a más, es imparable y eso al final se traduce en que millones de personas paradas, no podemos dormir pensando en que haremos con la hipoteca o con que llenaremos la nevera de seguir así. Pero es que tampoco tenemos ya para militar y luchar, siendo activistas, pues el dinero de la cuota social o sindical, lo necesitamos para el recibo de la luz. No podemos ya viajar para acudir a reuniones o simplemente comprar el periódico, la cuota mensual del internet, comprar algún libro. Debemos ahorrar, para sobrevivir.

Al mismo tiempo la cabeza de las personas activas bulle y se proponen cien iniciativas a la vez, para lograr la unidad de los cabreados y cabreadas, los desahuciados del sistema y la sobre-explotación de personas precarias. Anoche lo pensaba serenamente, hoy, todas y todos somos precarios. Si los planes de la Troika y del Gobierno se imponen y no se frenan, todos somos precarios incluidos los funcionarios. Uno que ya va cumpliendo años, recuerda y contempla como inexorablemente volveremos a los tiempos del plato único, el ir andando a todos lados -cosa esta muy sana y sensata-,un par de zapatos cada dos o tres años y la tortilla de patatas casi diaria. Vuelve la pobreza extrema.

Y pienso, si todas y todos los digamos concienciados, estamos por frenar esto y por oponernos, no ha una mayor austeridad y racionalidad de vida sencilla, sino a el expolio y la estafa de las clases populares, en beneficio de bancos y ricos, ¿Porque nos importa más señalar las diferencias que buscar la unidad, al menos en lo básico? Tanta plataforma unitaria y tanto referente ¿No es un contrasentido?

Siempre en las izquierdas, hay alguien dispuesto a situarse a tu izquierda y decirte que no te enteras y que eres un vendido o un reformista, un socialdemocráta. Siempre hay un o una compañera, dispuesto a darte una lección. Salvador Allende decía que cuando comenzó a militar en el Partido Socialista de Chile -que ese si era socialista- habían amigos que lo tildaban de moderado. Con los años los izquierdistas, -refería él-, se hicieron ricos, mientras Allende siguió siendo socialista, lo pagó con la vida y fue consecuente hasta el final.

Ese es hoy nuestro triple problema, creo. Una sociedad preocupada y asustada por su futuro. Una izquierda fragmentada y por contra excesivas propuestas de unificarla y organizarla, incluso renunciando a sus valores. Y me pregunto, si todas las historias de buscar la unidad y la convergencia, son para juntarnos ¿Porqué no lo hacemos ya y dejamos de organizar más foros,mesas, convocatorias…?

Lo que tengo claro es que el 15 de Septiembre a Madrid y ha seguir dándole a los poderosos y peleando. La Cumbre Social, es por ahora el instrumente más unitario que tenemos, pero lo que no pueden hacer los dirigentes sindicales mayoritarios, es que sigamos con una estructura poco participativa o dejarnos en la estacada, -si se diera el caso-, tratando de salvar los muebles en alguna negociación de esas infumables, como antaño ocurrió. Digo esto, yo que estoy a tope por la Cumbre Social y por tanto, puedo exigir y advertir lealmente, pero con sinceridad.

El problema es que no tenemos una opción política clara. Seré todavía más transparente: una dirección política participativa y novedosa, pero identificable. El PSOE ha dilapidado su herencia. Además Iglesias, Prieto, Caballero o Negrin, les resultan ya desconocidos. De hecho les estorban. Ya no son el partido ni siquiera de 1980. El PSOE ya no convence y ha defraudado profundamente al pueblo de izquierdas, incluso a los votantes del mal menor. Sus dirigentes no tienen credibilidad y la gente sobre todo la más activa, informada y joven, los desprecia. IU no tiene fama de estar muy unida, pero ya comienza a tener también votos de mal menor o no entusiatas. IU sube aún sin entusiasmar a muchas personas dispuestas a votarle, pero a pesar de ello no se amplia su expectativa de voto lo suficiente como para ser la alternativa y no algo subsidiario o influyente, pero no gobernante. Además muchas personas de IU no han perdido el halo sectario o la costumbre del debate bronco de las izquierdas antiguas. Lo de la refundación debe ser la fundación y en ese cesto, no solo están ellos, los aparatos, los diputados. No lo quieren entender, algunos y algunas. Un 12,4 % es cierto que dá de comer a bastantes niños, pero no se trata de eso y necesitamos más. Es urgente avanzar más.

También hay quien esto le sabe a poco. IU también es parte del sistema y eso no es cierto pero… La caza del político y la política está de moda. Mientras tanto los banqueros tranquilos, con ellos no vá la cosa. Lo fácil es exigirle a un alcalde, que no un gran empresario, a un capitalista, eso, no. Dá miedo, enfrentarse al poder del dinero. Es más fácil meterse con un concejal o pedir la rebaja de sueldo de un diputado, que de un banquero, especulador, amo o futbolista. Esta sociedad cómoda y posmoderna a encontrado ya su judío, su chivo expiatorio. Los que mandan realmente ya han lo han conseguido. El malo ya no es el inmigrante solo, comienza a ser el político, dejándose en paz al banquero, el rico defraudador, el corruptor. De hecho ellos que son los que mandan, han logrado casi ya, su objetivo. Han provocado la crisis, nos están robando o estafando, pero el malo es la concejala de deportes de mi pueblo. Los ricos pueden dormir tranquilos, además saben que las trifulcas y divisiones por ideas solo se dan en las izquierdas. El electorado de los partidos conservadores, derechistas y liberales nunca falla. Vota por valores y le da igual todo.

El panorama no es muy alentador. Paro, empobrecimiento, más impuestos indirectos y menos libertad. Pese a ello, no aprendemos. Si se ha sido capaz de organizar la Cumbre Social ha sido porqué los sindicatos mayoritarios se han visto obligados a hacerlo, pues en esto les va la vida. Pero también nos vá a la inmensa mayoría de los ciudadanos y ciudadanas. También al objeto de buscar complicidades imprescindibles en los nuevos tiempos y por recuperar prestigio social. Los sindicatos además nos son necesarios. Pero la Cumbre Social solo es el inicio y los creadores pueden tener un gran fracaso social de no ver lo que viene y lo que las clases trabajadoras exigen.

Pero en el panorama político, hace falta ya de la misma forma un compromiso similar. Una herramienta parecida pero política.

IU sola no puede. Su alianza gallega con los sectores que representa Beiras y otros, demuestra el camino. Pero también la que hubo en Aragón en las elecciones generales. Es necesaria una convergencia mayor de las distintas familias y tradiciones de las izquierdas. Esto en IU muchas personas lo saben, como las de Izquierda Abierta. En el Partido de la Izquierda Europea, también lo saben. Lo sabemos. Pero aquí algunos no se han enterado todavía.

El PSOE ya abandonó la izquierda hace años. Sigue por la senda de la profunda crisis de la socialdemocracia europea. No representan ya los socioliberales más que un capitalismo de rostro humano. Pero esa fase ya no le sirva al sistema y por tanto el sistema capitalista prescinde de la socialdemocracia europeista tipo tercera vía. Ya no le interesa. Ahora las oligarquías venden nuevamente un capitalismo duro, agresivo, feroz.

La confrontación frente al capitalismo financiero internacional y al nuevo imperialismo bancario, militar y neo-colonial globalizado, exige nuevas propuestas y cambios sociales. Herramientas ideológicas como el ecosocialismo y el socialismo del siglo XXI, además de democracia económica y economía sostenible y sana ambientalmente. Soberanía alimentaria y reparto. Ante estas únicas soluciones viables hoy y la nueva reordenación mundial la socialdemocracia oficial actual, no tiene respuestas, ya no están en su programa. Renunciaron al marxismo y por tanto no conocen ya ni el neomarxismo, ni el altermarxismo, ni siquiera el pensamiento critico y alternativo. No tienen ya nada que proponer, salvo plagiar de aquí y de allá, pero ojo, para proponer o montar programas electorales. No para gobernar de forma diferente y menos para construir el socialismo.

Pero hay socialistas. Hay personas fieles a las ideas de democracia económica, democracia social, poder ciudadano y reparto de la riqueza. Esas personas se deben comprometer a luchar en algo diferente, útil a las clases obreras y populares y transformador. Muchas de esas personas estamos ya dispuestos a participar en la construcción de la izquierda.

Tenemos muy poco tiempo en el Estado Español. El mes de Noviembre hay que tener una confluencia organizativa en ciernes, o en construcción. Las elecciones se pueden anticipar. Pero también la revuelta social. La respuesta en las calles de los precarios, las desahuciadas o las victimas de tanto atropello. Ante esto hace falta una estructura convergente político-social.

Respetuosos y reconociendo realidades, si. Pero con los nuevos tiempos y las horizontalidades exigidas. No se trata de volver a los esquemas de Octubre de 1917 más que en aquello sea útil y por cierto lo hay. Sino de la acción, democrática y coordinada de las y los antineoliberales.

Tras el 15S, tras la marcha a Madrid hay que verse. Tras las acciones de Septiembre hay que comenzar a organizar ya la respuesta. La Cumbre Político-Social. Los poseedores de la verdad, los guardianas del fuego sagrado, no les sirven a las victimas que necesitan desesperadamente otra forma de entender la política y la economía.

Le Unión Europea neoliberal, subsidiaria del imperialismo estadounidense y alejada del nuevo sistema-mundo que está emergiendo, tampoco es ya util para los pobres, los pensionistas, los pequeños agricultores y empresarios, las clases obreras. Hay que ser radicales frente a tanta injusticia y hacer propuestas valientes y justas. El pacto social, ya no volverá en el reino de España, hay que buscar otras alternativas y las tenemos.

Pero mientras lo caduco existe y lo nuevo aún no ha llegado, luchemos. En el reino de España, que vive bajo la dictadura de los mercados, la única solución de empleo que la derecha conservadora y liberal ofrece es la prostitución, el juego, los casinos y ser sirvientes de ricos caprichosos y consumistas del imperio, de donde sea. Juego,servicio y nada de derechos. Es la nueva esclavitud. Esto hay que detenerlo y ya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: