Cómo derribar un mito a pelotazos…El mito del mundial chileno

Por: JCRF
Fuente: http://www.diariouno.cl (23.05.10)

1962: El mito del mundial chileno
Un libro de Daniel Matamala

El fútbol es lo de menos en esta investigación que indaga sobre los mecanismos del mito y la manipulación en los chilenos.

La excusa es el fútbol. Pero podría ser el eslogan militarista “siempre vencedores, jamás vencidos”. O la supuesta chilenidad de la cueca, porotos y empanada. E incluso, esa historia -vaga e infantil- de la bandera más bonita y el himno más bello después de la Marsellesa. Enternecedores mitos ingeniados desde la élite con el expreso propósito de configurarnos como fundo y luego empresa bajo la apariencia de nación.

Tal como el capítulo de Los Simpsons -cuando Lisa descubre que el fundador de Springfield era un pirata y no el hombre justo que se creía-, el problema con “1962″ son las consecuencias que provocaría desmantelar esta operación ideológica. Porque es evidente que engrandecer un mundial mediocre -según la muy documentada investigación de Matamala, que le tomó más de ocho años- tuvo un propósito más allá de lo deportivo.

Y ya vimos que antes de que el libro estuviera en las librerías, los hinchas, posteadores y supervivientes rasgaban vestiduras ante tal acto de insolencia del también presentador de Canal 13. El autor se defiende diciendo que este libro llena un vacío investigativo, a diferencia de Argentina donde el polémico Mundial de 1978 tiene decenas de libros, con todos los puntos de vista. Nuestro mundial, en cambio, se ha reducido a la anécdota simpaticona (el puñete de Leonel Sánchez a David, por ejemplo).

Pero, en cierta medida, todos yerran porque “1962″ no es un ataque a la nostalgia futbolera, sino más bien, a un país construido en torno a la pillería, la derrota y excesiva automitificación. Y este evento es un ejemplo perfecto. De hecho, lo primero que se lee son “Las 62 verdades que probablemente nadie le contó sobre el mundial del 62”, acompañado, entre paréntesis, con la página del capítulo correspondiente. Desde la frase “Porque no tenemos nada queremos darlo todo”, atribuida falsamente a Carlos Dittborn, hasta un análisis estadístico que demuestra que el campeonato fue el peor de la historia, el lector atento se dará cuenta que el fútbol es lo de menos.

Porque Matamala intenta, tal vez sin proponérselo, penetrar en las grietas del discurso oficial. Ese magma de ingenuidad , manipulación y buenas intenciones (basta ver la Teletón o las jugadas de Piñera) que en su núcleo profundo oculta pura violencia. Porque, ay de aquel que intente cuestionar una verdad oficializada por los medios o los grupos de poder (desde los reggaetoneros del curso hasta la élite gobernante).

No sería ingenuo, leyendo estas historias sobre coimas, estupidez gubernamental e histeria mediática (notable las transcripciones de la prensa), pensar que el insistente “chaqueteo” que se achaca a los chilenos no sea más bien un escape -odioso y mala leche- ante una historia que sabemos que no fue como nos la cuentan.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: