Bielsa-ANFP: la eterna lucha de la Decencia vs. el Mercado

Por: Arturo Alejandro Muñoz
Fuente: http://www.granvalparaiso.cl (11.02.11)

NO SE PREOCUPE, querido lector, no voy a escribir sobre fútbol propiamente tal, sino que pretendo referirme a la contradicción perenne que existe entre la Decencia y el Mercado. Sí, es cierto, eso es lo que creo: el Mercado no tiene decencia ni se rige mediante valores propios de la ética; aun más, el Mercado tiene una sola regla: ‘no tener reglas’.

El último entrevero lo confirma. Marcelo Bielsa, ex director técnico de la selección chilena de fútbol, se trenzó en áspero debate con los inefables dirigentes de la asociación que ese deporte profesional tiene en el país. En esa discusión, el señor Bielsa contó con el apoyo irrestricto del 80% de los chilenos y del 95% de los chilenos futbolizados, según muestran algunas encuestas de periódicos santiaguinos.

Bielsa, y queda claro hoy día, se topó y chocó con la pérdida de valores de la que fuera nuestra República hasta el año 1973, pues desde entonces –incrementándose la presión a grado superlativo a partir de 1990- nuestra nación ha sido observadora pasiva de las argamasas de intereses bolicheros que conformaron finalmente aquellos que alguna vez fueron francos adversarios, e incluso enemigos a muerte, pero que el aroma del dólar y del euro amansó a grado tal que se convirtieron en socios, en demagogos, en expoliadores de los recursos del país y en traidores a sus compatriotas.

Esta sociedad duopólica Alianza-Concertación, empapada su testa en la pila bautismal del Fondo Monetario Internacional, no sólo descuajeringó al país trozándolo en pequeños cortes que fueron adquiridos a muy bajo precio por empresas transnacionales, sino, además, construyó una sociedad esquizofrénica que muestra profundas contradicciones cada día, ya que por un lado exige transparencia a todo lo que sea público, pero por otro lado avala, adora y defiende a ultranza al Mercado, sabiéndose que sin secreto no hay negocio, por lo que se ha impuesto -a golpe de bayonetas y prensa clasista- el secretismo en la vida republicana, degradando lo poco que nos resta de democracia.

Según opina mi amigo Pepe Palomo, el conflicto de Bielsa con la ANFP fue que el rosarino, con la nueva directiva, no pudo crear confianza. ¿Cómo crear confianza con ese contorsionista político llamado Jaime Estévez, que llegó en 1990 a La Moneda como dirigente del MAPU en trance al socialismo, pero aclarando que se trataba de esa noción de socialismo que les impuso a los mapucistas y pepedeístas y socialistas, a golpe de pesetas, el ‘PSOE’ Felipe Isidoro González, hoy asesor por 45 mil euros mensuales del hipermillonetas Carlos Slim, y aval de ese otro fresco de cutis llamado Fernando Flores, hoy políticamente desaparecido en acción?

Torpemente, la corrupta Concertación puso a Estévez a cargo del Banco DEL Estado y este parásito de la política -yanacona del empresariado predador- lo transformó en BancoEstado para que sonara privatizado. ¿Cómo crear confianza, entonces, con ese personaje, mister Estévez, que se enquistó en el deporte –en el club deportivo de la Universidad Católica- sólo porque olió que había allí un gran y pingüe negocio para sus patrones? ¿Cómo crear confianza con individuos como Miguel Nasur, quien hace algún tiempo protagonizó un escándalo de proporciones delictuales en el fútbol nacional, siendo castigado ‘a perpetuidad’ por la propia ANFP? ¿Por qué Nasur aparece de nuevo dirigiendo oficialmente un club deportivo –Santiago Morning- si en su currículo destaca con luces propias el delito cometido hace algunos años? ¿O para la ANFP el término ‘a perpetuidad’ se desvanece con un puñado de dólares? ¿Esa es la ‘moral y la ética’ que representa el señor Jadue y sus adláteres?

El problema con Bielsa es que trajo de su natal Rosario cosas que en la ANFP son nocivas, como la decencia, respeto a la palabra, respeto a las personas, integridad moral, honestidad. Ahora, el grupo de especuladores parasitarios -que dirige el ‘golpeador de mujeres’ Sergio Jadue- va a encontrarse con una verdad que les será imposible negar: en el mercado internacional, más temprano que tarde, la selección chilena volverá a valer ‘hongo’, y este lote de mafiosillos de orígenes extranjeros (Jadue, Segovia, Nasur) comprobará, con enorme disgusto y mayúscula sorpresa, que los sueldos pagados a Bielsa se pudieron pagar porque con Bielsa (y gracias exclusivamente a Bielsa) internacionalmente le había crecido el pelo futbolero a los muchachos de la ‘roja de todos’.

Es así, entonces, que la partida de Bielsa constituye una pérdida valórica -valores laicos-y es a la vez una pérdida económica significativa para los propios pillastres que se tomaron la dirección del fútbol profesional respondiendo a los requerimientos de uno de ellos –el principal accionista, en ese entonces, de Colo-Colo S.A.- el especulador financiero Sebastián Piñera y su tropilla de bolicheros frescos de cutis.

Si de algo se puede culpar a Bielsa, es de haber sido un iluso, ya que resulta difícil explicar de otra forma por qué el rosarino buscó la utopía de la decencia en un mundo de rufianes. Y digamos, sin temor al equívoco ni al error, que la actual dirigencia de la ANFP es la réplica clonada del sistema binominal y duopólico que nos gobierna desde hace 20 años.

El problema se da, entonces, en que dentro del mundo meramente político aún no hemos sido capaces de descubrir una figura consular (individual o colegiada), respetable, honesta y coherente, como lo es en el deporte profesional el señor Marcelo Bielsa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: