Un socialista (¿) miserable llamado Fulvio Rossi

Por: Roberto Tello
Fuente: www.g80.cl (28.06.10)

Título original del artículo: “Lo moderno y democrático, en Fulvio Rossi”

El aspirante a dirigir los destinos del Partido Socialista chileno Fulvio Rossi Ciocca, salió descaradamente a reforzar la arremetida contra Chávez, orquestada por el Uribismo Colombiano y la jefatura norteamericana, en la región latino americana; la misma que administra el despliegue imperial con sus bases militares en Colombia.

Esta vez, una declaración de la Internacional Socialista, un vetusto engendro ideológico – su origen data de 1886- reunido institucionalmente bajo la matriz de otra vieja, secular y fracasada doctrina política y social, que actuó siempre como muro de contención de los verdaderos procesos revolucionarios, tanto en Europa como en el resto del mundo; la Socialdemocracia (IS).

La naturaleza actual de la IS, es una reedición de su vieja praxis reaccionaria. Sus personeros, son los pichones progresistas criados bajo los principios del nuevo orden mundial neoliberal globalizado y pretendidamente posmoderno, que niega la existencia de las ideologías y coloca al mercado como supremo ordenador de las relaciones sociales y de la producción de mercancías.

Su forma ideológica es el pensamiento único, que tiene como clave; el mercado, ídolo cuya “mano invisible corrige las asperezas y disfunciones del capitalismo” y, muy especialmente, los mercados financieros, cuyos “signos orientan y determinan el movimiento general de la economía; la concurrencia y la competitividad, que “estimulan y dinamizan las empresas, conduciéndolas a una permanente y benéfica modernización”; el librecambio sin limitaciones, “factor de desarrollo ininterrumpido del comercio, y por tanto de nuestras sociedades”; la mundialización, tanto de la producción manufacturera como de los flujos financieros; la división internacional del trabajo, que “modera las reivindicaciones sindicales y rebaja los costos salariales”; la moneda fuerte, “factor de estabilización”; la desreglamentación, la privatización; la liberalización, etc. Siempre “Menos Estado”, un arbitraje constante a favor de las rentas del capital en detrimento de las del trabajo. Y la indiferencia respecto al coste ecológico.

Este es el programa del gran capital financiero internacional, de la banca mundial y de los gobiernos de los países centrales, beneficiarios de este modelo económico de rapiña de los recursos y las riquezas naturales de los países en desarrollo. Chile esta alineado políticamente con este modelo económico, que rinde pingues beneficios a los capitalistas criollos y permite una lujosa forma de vida a los políticos chilenos a costa de regalar la soberanía económica y nuestras riquezas básicas al capital trasnacional, y súper explotar a los trabajadores chilenos bajo la esclavizante y expoliadora flexibilización laboral.

El moderno y democrático Partido Socialista chileno que promueve Fulvio Rossi, no se diferencia en nada, al Socialismo que por 30 años a estado de socio con la centro derecha administrando la cosa pública, lugar desde el cual se ha entregado el patrimonio nacional y la soberanía económica al capital trasnacional de una manera descarada.

El concepto de moderno por el cual Rossi pretende diferenciarse ideológicamente de la  visión más radical que históricamente tuvo el PS chileno, ya se ejecuta en toda su amplitud etimológica por esta corrupta dirección política; ¿Que es lo nuevo existente en el PS, que justifique el concepto de moderno?

Las propias declaraciones de Rossi apoyando la declaración de la IS, sobre la Revolución bolivariana, son tan viejas como el apoyo que el títere de Ricardo Lagos (*) tributo a los golpistas del 11 de Abril del 2002, que pretendían no solo quedarse con el poder en Venezuela, sino que además, asesinar al líder de la revolución Bolivariana, Hugo Chávez.

¿A esto se refiere Rossi cuando invoca lo moderno y democrático de su pensamiento

Hugo Chávez como conductor de la Revolución bolivariana, va a contra marcha del proceso de enajenación de los recursos naturales que son propiedad del pueblo Venezolano, arrebatándole el control y explotación de estos recursos a los monopolios extranjeros y construyendo con ello la base económica que le permite a la Revolución Bolivariana avanzar hacia la independencia económica y la soberanía política.

Este programa revolucionario ha sido ratificado por el pueblo Venezolano, en 14 oportunidades, en las que ha sido convocado, para elegir representantes al parlamento,  elegir  presidente, o en referéndum como el aprobatorio de la enmienda constitucional; un evento comicial que se llevó a cabo el 15 de febrero de 2009 para aprobar o rechazar la enmienda de los artículos 160, 162, 174, 192 y 230 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela con el fin de permitir la postulación de cualquier cargo de elección popular de manera continua; sexto referéndum convocado en Venezuela desde 1999, y el cuarto relacionado con un tema constitucional, que permitió la reelección del Presidente Chávez.

El mequetrefe de Fulvio Rossi, aborda el  escenario dejado por la condena de los personeros del gran capital, que la juegan de progresistas dentro de la Internacional Socialista, en un claro gesto para llamar la atención de los sectores que manejan el poder político y económico en Chile, tratando de conseguir su aceptación como el nuevo líder del cipayismo criollo enquistado en el PS chileno. El control del partido esta garantizado, por la maquinaria burocrática del aparato que impide a las bases socialistas, ejercer sus derechos democráticos en un congreso, que legitime a los candidatos a los cargos de representación partidaria.

Fulvio Rossi, orina sobre  su discurso de modernidad y democracia, sin importarle la evidente  contradicción que devela su accionar político dentro del PS chileno. El darwinismo social que caracteriza a estos dirigentes socialistas, se corresponde con el marco estratégico de dominación que emplean los grupos de poder en Chile para someter a su voluntad a todas las fuerzas sociales que participan de la actividad política, social y económica del país.

Lo moderno y lo democrático de Fulvio Rossi en el plano interno del PS chileno, son solo falaces invocaciones, para que esa tribuna socialista que lo sabe consentir, aplauda su vigorosa oposición, a los antiguos métodos de expresión democrática, con la que algunos pueblos de latino América, como el venezolano, siguen empleando para decidir su futuro. 

Roberto Tello es militante socialista

(*) Nota del emisor: Se debe recordar que el gobierno de Ricardo Lagos justificó el golpe fascista contra la demoicracia venezolana el 12 de abril de 2002 y que envió a su embajador, un militante del PRSD de apellido Alvarez a saludar y reconocer al usurpador Pedro El Breve  Carmona a Miraflores. Cuando el golpe fracasó Lagos y su canciller PDC Soledad Alvear usaron de chivo expiatorio al embajador Marcos Alvarez, que fue destituido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: