Marco Enríquez-Ominami: este cabro weón* dejó la cagá

Por: René Dintrans
Fuente: http://www.elclarin.cl (09.05.09)

El huracán Marco ha producido en la política algo grandioso. Del marasmo rutinario subproducto del ordenador binominal como distorsionador de la voluntad popular para elegir distorsionados representantes, de pronto ha comenzado a sentirse un airecillo fresco, una refrescante esperanza que rompa definitivamente con el empate técnico y el consecuente tedio y colusión co-gobernante incluidas.

La fuerza que esta candidatura ha alcanzado hasta el momento, ha permitido romper algunas amarras, ese airecillo agarró vuelo, y al parecer, ya nada ni nadie lo podrá detener.

Lo más relevante de su efecto, es que ha comenzado a romper las amarras. La Izquierda cautiva en los contrafuertes concertacionistas, ha comenzado a filtrarse buscando su cauce natural.

Se diría que estamos a un paso de los célebres tres tercios.

Espero que mis amigos del Juntos Podemos, al que he sido fiel hasta el momento, no les parezca mal la conclusión a la cual estoy llegando con los nuevos antecedentes que se suceden.

Me parece que Arrate debe apoyar cuanto antes a Enríquez –Ominami, defenestrando su candidatura en favor de la unidad popular, la novísima UP que representa Marco Enríquez. Acto seguido, sumarse a esta campaña incorporando el vigor de la perdida Izquierda, de la reserva moral de la auténtica Izquierda.

¿Para qué votar por un DC en la segunda vuelta, si podemos perfectamente votar por un socialista. No es acaso esto más apropiado?

¿Por qué razón el PC y el PH continúan humillándose frente al Caco Latorre, al Pepe Auth y al cabrón Escalona para obtener esas mínimas exigencias distritales?

Y puesto que si vamos a hacer bien las cosas, el JP debería tener competencia en todos los distritos.

¡Que el pueblo decida si esta cuestión es verdaderamente de vida o muerte: uno para la Concertación y otro para el Juntos Podemos, si no, a la cresta!

Esa es una nueva Alianza decente, lo que observamos, son migajas que aún no empiezan a caer y posiblemente nunca caerán.

Hoy escuché que Fulvio Rossi proponía una primaria en la Concertación con los candidatos que quisieran ir. Es una maniobra desesperada por salvar una forma de hacer política que está agotada.

Craso error, Frei no puede soltar el centro político, no puede entregarle en bandeja el sillón a Piñera. No pueden decirle a un hombre decente, después de proclamarlo, que hay que hacer borrón y cuenta nueva.

El centro político debe esperar el resultado de la primera vuelta, ganen o pierdan, está la posibilidad de gobernar en armonía e igualdad. Un nuevo gobierno de Izquierda & Centro para enfrentar el bicentenario.

Me parece un buen momento para Chile. Lagos no existe, y es posible que tengamos un próximo presidente a un joven innovador. A un presidente que tendrá la obligación de hacerse a sí mismo sin perder el norte. Basta para ello con escuchar la voz del pueblo.

La solución parlamentaria es relativamente simple. Imaginemos 3 listas equivalentes en una plantilla binominal, muchas sorpresas pueden traernos. Lo que de todas maneras ocurriría, es que estaría repartida la representación de la Izquierda y del Centro político.

Atte. René Dintrans

erredintrans@yahoo.es

http://blogdintrans.blogspot.com/

*Ciertamente que no tiene nada de huevón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: