OBAMA “el bueno” y Bush “el malo”… Dos caras de una misma moneda imperialista

Fuente: http://www.compromisorevolucionario.org
(01.02.09)

Todo es fiesta, todo es esperanza y alegría, el mundo intenta encontrar en la “nueva administración ” estadounidense, algún pretexto para seguir creyendo.

Nada de lo humano nos es ajeno, dijo alguien, pero nosotros quisiéramos que la fe, el dogma, fueran menos contagiosos,.

Todos buscan en el nuevo Presidente algo que sus deseos le piden que de alguna manera mágica se vuelvan realidad, pero esta es tan cruda, tan tajantemente cruel, tan desesperantemente capitalista, que nos continuará aplastando.

Después del cruel Bush llega “el sueño americano”, casi negro, de padres emigrantes, abandonado por su padre, llega Obama encarnando el espíritu Norteamericano, liberal, democrático, renunciante a su base religiosa musulmana para abrazar el rentable catolicismo.

El Obama esperanza, el que se retirará de la guerra de Irak y según sus palabras “… devolverá Irak a su pueblo” para poder recomponerse militarmente en Afganistán, el que cerrará la cárcel de Guantánamo sin devolver a sus legítimos dueños el territorio usurpado, el que levanta valores sacrosantos a la democracia Norteamericana para pedir después que consuman, ese Obama es el que llegó al Gobierno.

Pero nosotros, los del SUR, los que vivimos en el patio trasero, los que queremos que nuestra Patria Grande indo-afro-Americana sea territorio libre y no territorio en disputas de las multinacionales, de los traficantes, de los especuladores financieros, nosotros los de abajo, los que vivimos de nuestro trabajo y queremos que nuestras comarcas estén libres de la peste capitalista, de la infección oligárquica, NO LE TENEMOS CONFIANZA, NO LE CREEMOS, ES MAS, LO CONSIDERAMOS UN RESTAURADOR.

Es cierto que hasta exponentes de la “izquierda progresista”, afinan sus mentes para encontrar en el nuevo exponente del imperialismo algo que justifique su accionar progresista, en el pasado hicieron lo mismo cuando los tanques entraron en Praga o Afganistán, ellos siempre están con el sol que mas calienta.

Pero para nosotros, los que peleamos contra el capital y por el socialismo, ni Mister Obama, ni los “progresistas” pueden encantarnos, y por suerte cada día encandilan menos a nuestros pueblos.
Bush el malo, el que comió el asado hecho por Tabaré junto a Mujica y Astori, el que masacró Irak, el que ayudado por sus amigos Blair y Aznar conspiran continuamente contra cualquier intento de democracia en nuestra Patria Grande, ese que declaró la guerra santa del occidente capitalista y opulento contra los pueblos hermanos de medio oriente y nos llevó a todos al borde de una guerra nuclear, no fue otra cosa que un fundamentalista del capitalismo.

Barak Hussein Obama, el exponente democrático del otrora rampante capitalismo yanqui, debe restaurar la credibilidad en el sistema, en el imperio, en el dios mercado, para poder ” salvar al sistema” y con ello salvar del naufragio capitalista a los bancos, a las petroleras, a las multinacionales, que mostraron claramente sus decadentes y corruptos límites.

El hombre casi negro que habita en la casa blanca, deberá restaurar ante todo la confianza de millones de norteamericanos en sí mismos, en que el imperio todavía puede, pero para eso deberá ante todo convencerlos que consuman para poder reactivar Wall Street.

Nosotros sabemos que logrará temporalmente reactivar la diabólica maquinaria capitalista, pero esta ya no será la misma, ya no podrá declararse incólume e invencible, ya no podrá continuar construyendo catedrales del consumo(hipermercados, grandes superficies, etc), ya no podrá declararse ejemplo de nada mas, ya no confiará mas en el mito de la fuerza para hacer valer sus intereses mercantiles.

Por eso es la hora de que los Americanos del Sur, los millones de explotados, hambrientos y desamparados, levantemos mil trincheras de resistencia y lucha para que en este nuevo reparto del botín capitalista, logremos establecer nuevas posiciones que nos permitan continuar la lucha por el socialismo desde lugares mas avanzados.

Para esto y por esto es que debemos saber destacar lo que nos une, convirtiéndolo en organización y en acción revolucionaria de resistencia, de movilización popular, para mejor defensa de nuestros intereses de clase.

Para los proletarios no hay ni Bush malo, ni Obama bueno, solo hay patrones capitalistas que con nuestras penurias, nuestro sudor y nuestra sangre levantan sus fábricas, acumulan sus fortunas, construyen sus mansiones, y si algo sale mal como ahora, nos hacen pagar la crisis con mas hambre, mas miseria, mas desocupación.

Por esto es que a ese “sueño americano” nosotros lo enfrentamos con nuestros sueños, que son justos, humanos, tangibles y también americanos, que es nuestra incansable e inclaudicable lucha por el socialismo, porque en ello nos va nuestro futuro como mujeres y hombres libres: SOCIALISMO O BARBARIE, es la contradicción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: