Pacto por sumisión y la muerte del “Juntos Podemos”

Por: Miguel Fauré Polloni
Fuente: Rebelión (29.07.08)

“Ni Alicia podría encontrar mejor maravilla del capital: ¡Paraí$o fiscal y un pueblo de rodillas!” (Sub(Verso), ¿A Cuánto? )

“Quienes pretenden mostrarse como progresistas o de centro-izquierda al interior de la Concertación, lo único que hacen hoy es ‘prestarle plata’ a esta hegemonía neoliberal imperante” (Juan Andrés Lagos , dirigente PC, El Siglo, julio de 2005)

El pez grande no necesita pactar con el pez chico: lo devora y ya. Cuando el pez grande propone negociar la masacre con su almuerzo, es un gesto tierno pero sospechoso. ¿Pero si es el pez chico el que propone negociar?

La resignación tiene el sabor agrio de la derrota y la confusión. ¿Cuál es el cálculo victorioso que lleva al Podemos a suponer que este pacto les será favorable? Sin duda, los comunistas –duchos en el “arte” electoral- han hechos sus tareas matemáticas y, en ellas, han sabido distinguir más sillones municipales a ocupar.

Pepe Auth, el profeta de los cómputos, coincide en los vaticinios rojos: la Derecha perderá numerosas alcaldías “simbólicas”. ¿Las perderá en manos del Juntos Podemos? Mmm, 17 años de “democracia” bastan para perder la inocencia, ¿no?

El negocio del PC trasciende las Municipales, su horizonte es integrar (por la izquierda, obvio) el selecto grupo de “honorables”… que sostiene -como dice Juan Andrés- la hegemonía neoliberal imperante. Por el costado aparece Alejandro Navarro Brain, ensoñando con la posibilidad de alzarse como el abanderado de un nuevo Frente Popular.

Permítanme preguntar, a estos nuevos aliados estratégicos (Navarro, podemistas, Nueva Izquierda) ¿les es tan negativo un triunfo del recién operado candidato de RN? ¿No es más sólida una oposición liderada por un díscolo socialista que un DC timorato? ¿No es más promisoria una unidad cimentada en el desempolve de banderas allendistas? A lo menos para unir fuerzas progresistas que luego serán traicionadas, ¿no es una linda imagen para la ambición del senador golpeado, de Tellier y Carmona, de Rodrigo Rocco?

LA SENIL IMPOTENCIA : EL FRACASO PODEMISTA

“En la elección de alcaldes se va a producir el chantaje de que hay que votar por la Concertación para evitar que llegue la derecha, pero insisto: ¡la Concertación es de derecha!” (Efrén Osorio , ex presidente PH, El Siglo, agosto de 2004)

De acuerdo, Efrén, es de Derecha. Lo dijimos juntos cientos de veces durante la campaña de Tomás. Es la Nueva Derecha: la cáscara izquierdista que cubre un fruto neoliberal. La trampa mejor construida, engatusadora de honestos progresistas, la hipocresía del que firma la LGE con la mano izquierda. ¿Qué pasó?

Pasó que se abrieron las grandes alamedas… del poder representativo. La oportunidad de alcanzar sillones encuerados en los Municipios, la oportunidad de “ser alguien” en el edificio del Poder, rápidamente. La oportunidad de salir más en los Medios, de ser invitados al show y con ello “existir”. Da igual que en los barrios, en las calles y poblaciones, en las universidades y sindicatos no existas. Existes en los Medios… “vives”.

Pasó que el PH no tuvo la fuerza para resistir las ofertas comunistas, creyendo ingenuamente que nuevamente el PC apoyará a Hirsch el 2009. Pero no, los humanistas apostaron a crear convergencia… hacia el centro. Hacia la ciudadanía que vota. Aunque para ello se deba traicionar a las nuevas generaciones que sufren la represión cotidianamente. Porque ellos dan lo mismo: no votan. María Música no vota. Matías Catrileo no votaba.

Lamentablemente, estimado Efrén y Tomás, perdieron la legitimidad ética para hablarle a los jóvenes: mientras los estudiantes ponían el cuerpo a la violencia del Estado, ustedes bebían un café caliente –con sacarina- en las oficinas de Camilo Escalona y el delator del asesinado Ariel Antonioletti, Marcelo Schilling.

LA MICRO DE TOMÁS… ENTRA AL TRANSANTIAGO

“Yo no le creo nada a la Concertación, ya que está totalmente comprometida con el modelo neoliberal (…) confunde cuando tú intentas modificar el modelo con aquellos que crean ese mismo modelo” (Tomás Hirsch , ex candidato presidencial, El Rebelde, junio de 2006)

El diccionario sirve. Sobre todo en tiempos de bandolerismo lingüístico. Pactar además de asentar pactos, significa: a) Convenir dos o más personas en un negocio; b) Contemporizar una autoridad con sus subordinados. Interesante: negocios, autoridades y subordinados. ¿Pactar en torno a qué? Por Omisión, pactar con el propósito de abstenerse de hacer o decir. Negociación para silenciarse o quedarse pasivos.

Dejar de hacer: no presentar candidatos. Los polemistas suponen que poseen un “capital electoral” que se someterá a lógicas mecánicas: si no votan por mí, lo harán por ellos. ¿No es acaso la misma mirada deshumanizante que poseen quienes tanto criticamos, Tomás? No ciudadanos: votantes. No votantes concientes: rebaños arrastrados hacia tal o cual redil. ¿Gana la ciudadanía? No, los partidos involucrados –legales, claro está- ganan la partida: prensa, cargos y fondos públicos por cada voto recibido.

Dejar de decir: “la Concertación es la nueva derecha”, “las dos coaliciones no han estado dispuestas a democratizar el país”, “aquí hay una alternativa nueva y limpia para Chile”. ¿Acaso fueron palabras al viento lo dicho las campañas de 2004 y 2005? ¿O es que creen que las cosas cambiaron, que estamos frente a un gobierno “distinto”? Cuando Teillier aparece sonriendo junto a los Larraín o los cabecillas del PH se despiden afectuosamente de los dirigentes de la DC, ¿qué han acordado dejar de decir? ¿Qué dejarán de hacer?

Señores, de la DC es el Frei que hace unos días proponía “reprimir la violencia violentamente” refiriéndose… a una niña de 14 años. Del PS y del PPD “dejaron de hacer y decir” en torno a las muertes de Rodrigo Cisternas y Matías Catrileo. Desde el gobierno se ha silenciado la prisión de Elena Varela. ¿Lo han visto por Telesur? Quizás no, pero de seguro lo leyeron en La Nación.

La micro de Tomás, chirriando, escupiendo humo, se enriela por las autopistas licitadas del Transantiago. Esta elección marca un antes y un después del Juntos Podemos: la tentativa de un camino nuevo ha sido sepultada. Acoplándose por la izquierda al arcoiris, ¿con qué ética rechazarán la represión a los estudiantes, mapuches, deudores y subcontratistas, si los responsables son la contraparte de un pacto, SU pacto?

Sí Tomás, ahora sí juntos pudieron… dar un cheque en blanco a la corruptela. Buen provecho.

———————————————————————

Miguel Fauré Polloni: Educador Popular chileno. Columnista en medios alternativos internacionales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: