La Concertación es antipopular

Por René: Dintrans    
Fuente: www.elclatin.cl (03.06.08)
 
Digámoslo con todas sus letras en la frase endecasílaba que lleva por título esta nota. La cabeza de este conglomerado está con los grandes empresarios, y muchos de sus personeros, pasados y actuales, viven felices la aventura de ser accionistas de sociedades anónimas, asesores de inversionistas, lobbystas, y novatos emprendedores que se han hecho de grandes capitales en poco tiempo.

Los peores, o los mejores, puesto que no quiero caer en la tentación de emitir juicios de valor, son los que teniendo un pasado izquierdista y conociendo las virtudes y los vicios de sus militantes, se han tomado los partidos de tradición popular, controlándolos y cediéndolos a su nueva causa, a sus nuevos intereses, precisamente antagónicos a los intereses del pueblo.

Que se entienda que este conglomerado político, al trasladar sus objetivos hacia la promoción del capitalismo extremo, convirtiéndose en un administrador que ejecuta políticas públicas en concordancia con esos objetivos, está generando un antagonismo que tiene como causa la forma concreta en que se realiza la depredadora producción económica que se impulsa. Y es precisamente el pueblo de Chile el que lo padece, no una entelequia, un sentimiento o una palabra llamada pueblo.
 
Dicha depredación no es solo en contra del medio ambiente en que habita el ser humano, es también en contra de los derechos universalmente aceptados en materia laboral, como lo es la estabilidad laboral y el derecho a huelga, es contra de los derechos humanos universalmente aceptados de los pueblos indígenas, es en contra del derecho de los jóvenes estudiantes a una educación de calidad convertida en un lucrativo campo para los negocios al declinar la calidad en la educación pública, es en contra de los pescadores que no tienen qué pescar, puesto que se les ha entregado el mar a la pesca industrial de arrastre, es en contra de todo lo que signifique un obstáculo para hacer negocios, y ya que el pueblo es un obstáculo, es en consecuencia en contra del pueblo.
 
De manera que la bruma se está despejando, y prontamente el pueblo será convocado a votar. Es el momento de formar un frente amplio que tenga la generosa capacidad de entusiasmar a los electores que están en el grupo de los afectados negativamente por el capitalismo extremo. Es decir, a los trabajadores, los mapuche, los estudiantes, los profesores, los pescadores, los medio-ambientalistas.
 
En consecuencia, los alcaldes o concejales electos deben representar esa fuerza, los candidatos deben salir de un consenso con altura de miras, ya que el objetivo principal es unir fuerzas, no el medir fuerzas, es decir pequeñas fuerzas.
 
De nada sirve al pueblo saber los porcentajes de un dígito que obtenga el PC, el PH, independientes de Izquierda o eventuales socialistas.
 
El pueblo necesita la cifra del todo, no de sus partes y que esta, ojalá sobrepase el 16.6%.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: